Mensajes de Nuestra Señora de la Conversión

La mayoría de estos mensajes fueron dados en el Oratorio de la casa de Margarita


23 DE JUNIO DE 1995.-

Dado por el Señor Jesús durante la manifestación de su Pasión. 

Tengo hambre..., me duele mucho..., las mariposas del campo son frágiles como las flores..., ellas van de flor en flor y no le hacen daño a nadie..., las hormigas hacen los caminos y no le hacen daño a nadie..., las aves vuelan por los aires sin rumbo y hacen nido y quieren a sus polluelos y no molestan al hombre..., los peces nadan con libertad..., tengo sed y no me diste de beber..., los peces nadan libres y son atrapados por el hombre y ellos no los molestan..., no tengo ropa..., no tengo ataduras..., no me diste de vestir..., mirad los lirios del campo a la brisa del campo... 

Soy yo que te habla..., escuchas susurros entre campanas..., hombres, hombres de poca fe dudáis de mis preceptos..., vosotros sois charcos estancados porque no bebeis del agua del manantial de agua pura..., nos busquéis las cosas terrestres buscad las del Padre, te dará ciento por ciento...  Me duele estoy descalzo..., tengo frío..., me  duele mi hijo amado ahora no ves..., no comprendes nada..., lo vas a entender..., lo entenderás... Que no sea muy tarde..., tendrás que caminar mucho..., no es fácil seguir al Padre cuando no se sigue al Hijo... Tenéis muchas cuerdas enredadas..., mucha maleza..., eres como un grano que cayo en parte seca y se murió..., no hagáis caso de lo que diga la gente..., rogad siempre tu mismo y nada mas... Los arboles se acaban, el hombre los destruye..., le dan vida fresca y los protegen del sol y no les hacen daño..., pero el hombre si...

Hoy mueren en Indonesia Marruecos y Japón  769 niños, en Croacia están siendo asesinados muchos soldados inocentes.

 

27 DE JUNIO DE 1995 - 11 : 07 PM.-

¨Soy vuestra Madre Inmaculada¨

He venido por intercesión de mi Hijo a indicaros el camino que debéis seguir en estos momentos tan difíciles.

Un camino alejado de todas las insidias que obstaculizan las sendas de amor y misericordia, camino de pureza, de la gracia, de la oración, de la penitencia, del silencio, de la confianza.
Es así como guardando los mandamientos de amor que mi Hijo amado ha dejado a vosotros mis pequeños para que viváis en perfecta armonía del Espíritu Santo y sus dones santificantes, y obedientes a Él, aseguro que Él vendrá a vosotros como fuego renovador  a purificar vuestras almas y la de todos vuestros hermanos.

Esta es la hora de recogeros conmigo en la oración y en el amor que debe crecer en todos mis pequeños en respuesta de aceptación a la creación hecha en ti desde tiempos antiguos hasta las vísperas presentes de estos tiempos.

Mirad la gran luz de mi Corazón Inmaculado, dejaos irradiar por ella para que viviendo mi, sí como madre del Salvador, pueda yo interceder por vosotros  para el perdón de vuestras culpas, borrando toda mancha y sello que el maligno quiere colocaros para alejaros de mi.
Tened confianza, seais fuerte, vive en vuestra familia una pequeña iglesia doméstica a imagen de Nazaret.

Segura de que no quedara mi petición en vano y que vuestro dolor os hará feliz al aceptar vuestra cruz perdonando , cambiando y haciéndoos presente en mi jardín .
No os dejare florecillas amadas solas . Os acompañare bajo un influjo potente del amor de Dios. 

 

28 de JULIO de 1995 - 12 : 04 AM.-

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

Os habla vuestra madre auxiliadora. No temais, quedaos siempre en mi corazón, solo quiero vuestro total abandono en mi, mi pequeño capullo de mi jardín.

He querido daros una gran prueba de incertidumbre, confusión y miedo, en verdad me amas a pesar de que el  maligno no cesa de intimidar y asediar vuestros pasos. Calmaos, refúgiaos en mi santísimo rosario, único vínculo de amor conmigo y de intercesión con Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

En este día os pido vuestra evangelización como apóstol de mi Hijo en la apertura inmaculada de la oración, se roca, se trigo triturado y transformado en pan.
He venido en vuestros sueños a llenaros de mi acción de amor para que fortalecíos tengáis la valentía de predicar mi palabra.

Reuníos, invito a todos mis pequeños a acogeros en comunidad a mi oración. Prometo toda mi protección, seré la luz que guíe vuestro camino y la fuerza que os impulse a hablar de mi inmaculado corazón y de la misericordia de mi Hijo.

Recogeos hoy en torno a mi jardín y ofreceos como una semilla más.

 

4 DE AGOSTO DE 1995 - 9 : 42 PM .-

Soy  vuestra Madre Amorosa : 

En este día vengo también a vivir con vosotros estos tiempos de sufrimientos y constante ecumenismo “el gran sufrimiento de la iglesia”. La persistente espada mortal contra el Papa, los obispos, sacerdotes y todo el cuerpo místico de mi Hijo Jesús.

Os vendrán en dos años unas duras pruebas. Una verdadera apostasía eclesial.

Se perderá el amor por la eucaristía. Religiosas, sacerdotes y ministros de la santa iglesia, formaran un cenáculo oscuro, vendrá una dura batalla de unificación, el pecado tocara los altares, el pueblo elegido se separara.

La copa de mi hijo os derramará gota a gota la maldad.

Solo os miro con ternura y alegría. Os conduzco por el camino de la reconciliación  entre vosotros . Vuelvo a vos con todo mi amor, permaneced en profunda oración, no salgáis a la calle vendrán días oscuros, recogeos con todos mis pequeños.

Haced una verdadera contrición y  confesión.

Abandonaos en mi Inmaculado Corazón doloroso, estaréis conmigo en el nuevo mundo, seréis mas pequeños que ahora,  purificaré, pero rezad por vuestros hermanos separados, no  juzguéis. El juicio llegara a cada uno independientemente, solo cumplid los mandamientos de mi Hijo, y  renovara el Salvador una Iglesia nueva, será mas fuerte mi  amor.

Recurrid a la misericordia de mi hijo con estas señales :

*  Enseñad al que no sabe orar, a todo el que necesita de
   vosotros, abridle las puertas de vuestro corazón desprendeos de
   toda desconfianza y os aseguro el paso a la vida nueva.

Pronto por medio de vosotros alcanzaré la victoria sobre el maligno, aplastando su cabeza, desterrándolo de toda creación humana, creación de amor.

Vivid con abandono e inocencia como los niños que no distinguen raza, credo y posesión de bienes. Seréis los pequeños de mi Gracia Inmaculada.

 

11 DE AGOSTO DE 1995 - 1 : 19 AM.-

DIOS HIJO :

Os amo y  os bendigo en el nombre de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo.
Hijos míos os pido que obedezcáis todos los mensajes de mi madre, por que todos esos mensajes os los ha mandado mi Padre Celestial, haced lo que Él os diga por intercesión de Mi Madre Inmaculada.

Hoy os nombro a vuestros testigos como los guardianes de las llaves del cielo, como corazas de Mi Espíritu. Seréis madres, seréis hijos.


MARÍA :

Soy tu madre, arca de la nueva alianza . Os bendigo, amo mis pequeños.
Os vengo a tus corazones pidiendo tu presencia frecuente  en el sacramento de la eucaristía . Ir a misa diariamente, confesaos al menos una vez al mes. Invocad la protección santa del ángel custodio de mi hijo como os voy a indicar :

San Miguel Arcángel defiéndenos en la pelea y sed nuestro amparo contra la maldad y las asechanzas del maligno, reprímale Dios como merecidamente te lo suplicamos, y tu príncipe de las milicias celestiales, armado del poder Divino, precipita al infierno a Satanás y a todos los demás espíritus malignos que para perdición de las almas, andan por el mundo, Amen.

Mi espíritu os acompañara siempre, enseñad mi palabra, incluso a quienes no os confían.
Mi hijo os manda saludar y os pide oren, oren, oren, y os pide no pequen mas, os hieren el corazón de mi hijo, atentan contra su divina misericordia.

Siempre que hagáis algo malo. Pensad en mi , no mintáis, no seáis orgullosos, todo esto viene del demonio no os esclavicéis a la oscuridad.

Quered y amad a mi hijo, aunque no me améis a mi.

Mis pequeños, mis hijos amados, sed prudentes, la prudencia es muy importante , guardad en tu corazón mi amor. Por la prudencia vosotros podéis ganar la gloria de Dios.

No os dejéis que tus corazones puros y santos se manchen del pecado. Rezad el santo rosario, hacedlo con vuestros padres, con vuestros hermanos, con vuestros hijos. Haced un verdadero altar a imagen de belén.

Mis pequeños en vuestras manos esta el futuro.

Amen siempre al padre, al hijo, al espíritu consolador.

Mis pequeños os repito :  Mi hijo os ama profundamente, los ángeles están siempre a vuestro lado. Nunca dejéis de rezar  a vuestro ángel de la guarda. Oren , oren constantemente .

Invocadme que yo os acudiré al padre para estar con vosotros. no permitáis que el maligno tome reinado sobre tu razón y tu conciencia .

Adopta un ropaje nuevo  para tu época, un ropaje blanco. Tened fe, apóyate en mi amor.

No imitéis mas ídolos, no dejéis arrastrarte de las corrientes del maligno . Os daré gozo, paz, cobijaos en mi. Limpiare tus heridas, pondré fin a tus dolores. No os quedéis callados, orad conmigo yo soy vuestra  madre.

 

21 DE SEPTIEMBRE DE 1995. - 2 : 04 AM.-

Soy tu Madre María de la Reconciliación, os vengo a pediros con insistencia la conversión de tu vida, de vuestras almas.  

Hoy estoy muy feliz de orar con vosotros, mi hijo esta feliz de que vosotros recéis el santo rosario. 

Os bendigo en nombre del padre, del hijo, del espíritu santo.  

Obedeced a mi iglesia, ellos son los enviados de Dios, son sus apóstoles.  

Mis pequeños, sed obedientes a vuestros padres, pedid perdón, no ofendáis ni sembréis orgullo y cizaña en sus sentimientos, no juzguéis a nadie. 

Es la hora de despojaros de todo  cuanto  ata, para que quedéis desatados . Es hora de convertiros a la Misericordia de mi Hijo. 

Orad a Dios por las almas del purgatorio. Mis pequeñitos ayudadme a orar con vosotros.  

No seáis indiferentes a mi inmaculado corazón que  clama dolorosamente vuestra conversión, os acercan tiempos fuertes. Grandes tragedias terrestres, muchos terremotos, fuertes inundaciones, grandes deslizamientos, la danza del astro iluminara a todas las almas, esa luz  entrará a todos pero no todos mis pequeños  permaneceréis vivos a este llamado.  

Alejaos ahora del pecado. No seáis tu uno mas de aquellos que forman parte  de ese hueco oscuro y profundo.  

Mis pequeños con la oración vosotros podéis evitar todas estas tragedias, yo os amo. Vengo a pedir muy especialmente orad unos por otros.  

Orad por aquellos que no reconocen la presencia del espíritu de Dios y que no le aman.  

Implorad, implorad todos los días la misericordia de Dios. Pedid mucho por mis hijos en señal de mis mensajes. 

 Ellos llevan cargas pesadas que vosotros no entendéis no pongáis vuestras esperanzas en los humanos, ponedlas en Dios padre y confía en el, poned vuestras intenciones  y vuestros deseos  en sus manos que el os espera con amor para concederos la gracia por amor.  

Repetid mis pequeños: Dios padre os pido perdón por todos los pecados que cometo consciente o inconscientemente todos los días.  

Ayudadme a reconocer mis faltas  para volveros convertidos a mi hijo.  

No hagáis mal a nadie , por que si mal haces, mal recibes. 

Si desamor entregas, desamor recibes. 

Si indiferencia das, de ella recibes.  

No dejéis pecados en vuestro corazón, confesadlos todos. Comulga todos los días. Rezad el Rosario de la Misericordia de mi hijo pidiendo misericordia por el mundo y por vosotros en reparación de vuestras almas.  

Yo os adoro, y bendigo profundamente vuestros rosarios en nombre de Dios Padre, de Dios Hijo, de Dios Espíritu Santo. No dudéis mis pequeños de mis palabras, que más pruebas queréis? Os amo y mi Hijo os manda a decir que os ama a pesar de que pequéis Él os ama, acercaos a Él como águilas para daros la verdadera libertad de espíritu.

 

29 DE SEPTIEMBRE DE 1995. - 1 : 17 AM.-

Vosotros seréis mis testigos, os vigilare las puertas de vuestras casas como Madre de la Paz,  no os aflijáis, mi Señor velará vuestros sueños.

Repetid : 

Aleluya. Gloria al Padre.
Aleluya gloria al Hijo.
Aleluya gloria al Espíritu Santo. 

Que esta en tu ser, en tu corazón, que es la chispa de tu vida, que es la gracia bendita del sacratísimo Corazón del Padre que abre los labios con lenguas de fuego para llegar a imponer  sus manos sobre cada uno de sus hijos amados.

He querido que estés hoy conmigo para continuar mis cenáculos en esta ciudad.
Recogeos, abandonaos en mi en estos momentos finales en los que tu madre reconciliadora se encuentra a las vísperas de su mas grande victoria.

En ti he escogido al hijo mas pequeño e inocente, al que llevo a todas partes para recoger a todos vosotros en mi Corazón Inmaculado.

Gloria al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo y a vosotros mis pequeños hoy.

Os amo por vuestra fragilidad.
Os amo por vuestra decisión y amor maternal.
Os conduzco porque os toca a vosotros llevar a cabo una misión de amor en estos momentos de lucha.

Mirad la luz y la misericordia de mi hijo el Papa Juan Pablo II, señal de mi extraordinaria presencia entre vosotros que se ha hecho invisible en medio de vosotros para que os tendáis las manos como hermanos.

No os preocupéis mi pequeño, por los que mis otros pequeños os digan.

Mi hijo os mostrará la gloria a todos, rezad esta semana. Preparad a vuestros hermanos, a vuestros amigos, a vuestros conocidos y a  las personas que mas podáis.

Decidles que se pongan en gracia de Dios, que frecuenten el sacramento de la Eucaristía.
Sed vos mi pequeño piedra firme, seguid la inspirada enseñanza del Papa Juan Pablo II .  Dentro de poco la apostasía se pondrá de manifiesto y solo se salvaran de naufragar en la fe aquellas almas que están con el Papa.

Perseverad conmigo en la oración.

Preparaos a recibir el Espíritu Santo que quiere comunicarse con vosotros cada vez más con fortaleza.

Miradme como Madre Reconciliadora, abandonaos en mi.

Proclama mi grandeza :

¨ Proclama mi alma la grandeza del señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador porque ha mirado la humildad de su esclava, desde ahora me llamaran bienaventurada todas las generaciones, porque el poderoso ha hecho obras grandes en mi, su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación, el hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos, acordándose de Israel su siervo como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abraham y su descendencia por siempre, Amen.

Mirad con ternura a todos mis pequeños, hijos míos, y os conduciré en medio de ellos para formar cenáculos de oración y renovar juntos la misericordia de mi Hijo.

Echeresajare, aesajare a Jesús,
Asiria, asesur isajafer

Tened en cuenta mis pequeños, lo astuto que es el maligno.
No os dejéis engañar por él .
Colocad la Biblia en el salmo 91.
Mandad a bendecir vuestras casas y todo aquello que se encuentra en ellas.

Os bendigo y os  animo a caminar en la confianza filial de mi abandono.

 

1 DE OCTUBRE DE 1995. - 2:00 PM.-

MENSAJE DE MARÍA COMO LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Dado En Marilandia, Chipaque, Cundinamarca, COLOMBIA

Hijitos queridos  de Nuestros Corazones, que tú, alma querida, que tú, te entregues, que tú, te dejes limpiar, que tú, no te dejes colocar el sello de otros dioses falsos, pues llegarán unos días en que  sólo tendréis que pedir a tu Santo Señor, en el cual ha sido bautizado el perdón. Y no dejaros arrastrar por otros que dicen que son dioses y sólo Mi Hijito es Único y Verdadero, pues el es  la Vida, la Verdad y el  Camino.

Os anuncio la tristeza de vuestro pueblo colombiano, para que estéis preparados a una fuerte guerra, que se desatará. Tened paciencia en vuestros  corazones. Solo aquellos que oran y permanecen en el amor de mi Hijo Santísimo, se salvarán de ella. Os digo,  puede ser muy pronto, más de lo que tu te imaginas. Puede demorar unos dos ó tres años. Si tu puedes orar, orad por tu hermano que no te quiere, por tu hermano que no te ama y dadle la bendición aunque no la quiera recibir. Asume los dolores de tus amigos, de vuestros hermanos, de vuestros fieles que llegan, pues la Iglesia Santísima, está llena de Santos y pecadores, y también son muchos los sacerdotes y religiosas que no están prestando atención a los preceptos de las obras de misericordia de mi Hijo y de sus Mandamientos. Hijito mío de mi corazón, aquí estaré contigo por siempre, comunícate con tus otros videntes, pues el día de todos los Santos, os hablaré a vosotros, para que  anuncieis a tu Santísimo Arzobispo,  la Plegaria que Yo os he encomendado:

Dios te salve María, llena eres de gracias. El Señor esta contigo, bendita tu eres entre todos nosotros, porque bendito es mi fruto  santísimo y es el fruto de mi vientre para vosotros mis hijitos.

Santa  María , Madre de Dios , ruega por nosotros pecadores, ahora y en la  hora de nuestra muerte. Amen. (La Virgen reza otra Ave María).

DIOS HIJO:

Mirad como las mariposas se aposentan sobre las flores, mirad  como las gaviotas en los cielos andan por el mundo y no le hacen daño a nadie , como los peces nadan por el agua,  como los batracios y los insectos caminan sobre las aguas y no le hacen daño a nadie, mirad como las lombrices, mirad como los topos están bajo la tierra y no le hacen daño a nadie, mirad como las abejas, los búfalos, como los leones andan por la selva y no le hacen daño a nadie. Mirad como no has sido tú, quien me ha elegido, soy Yo quien os elegí. No eres tu quien habita en mí, soy Yo quien habita en vosotros.

MARÍA:

A Ruth, a Esther y mi caverna Isofania, Magdalena, mi hijita,  construisteis en tu propio fango, y desatasteis vosotros en tu propia desgracia, pero Yo os amo, desde lo profundo de mi corazón.
Sois mis pequeñitos un pedacito de mi corazón,  tu Padre os perdona,  tu Padre os ama, a pesar de que  sufre, a pesar de que la Copa está por derramarse, ya no puede más, mis hijitos.
Capullo de mi corazón, mi nidito, no construyáis en oración a ti mismos, construís tu propio barro, tus propios problemas que os desatan, que no os dejan vivir, entregaos como os predigo , y os dejo todo, todo os dejo por mi Hijito, el os ama.

Irán de dos en dos en tus casitas, en tus techitos, que son construidas con el barro de mi Hijito, permaneced en su amor y os amo y no faltaran tantas vanaglorias en la vida. ¿Os conseguís sostener la vida que os ha dado? ¿ porqué  buscáis más? ¿para que  buscáis las cosas donde no están , si están tan cerca?, mis hijitos, construid una gruta bendita en tus casas para seguid permanecidos en mi amor y  prometo que en prontos días os iluminara a vosotros  mi Espíritu y  estaréis haciendo parte de la lista de mi Hijo Santísimo, pues la Copa está por brotar y son muchos los que no se han arrepentido. No os dejéis colocar el sello de otros dioses falsos, ama a tus hermanos aunque no me améis a mi, amad a mi Hijo. ( Reza el Padre Nuestro y el Ave María ).

El tercer Mundo que os vendrá; seréis unos niños santos, seréis unos niños puros y  no dejaré que mi Hijito sufra, porque  este mundo será de mis pequeñitas criaturas que están siendo inútilmente asesinadas por todo el mundo. Os pido por tus países, os pido por ti mujeres, os pido por ti mis hombres,  os pido por ti mis huesos, os pido por el pan entrañable del fruto de mis hijos,  os pido por las tinajas divinas de mi Hijo, os pido por el momento que  vendrá, os pido por tu paz interior.

Hijos, id de dos en dos, extended mi bendición Maternal, a los  que no os quieren, a los que os hacen daño, a los que os  humillan, a los que os tratan tan mal, no los odiéis, son tus hermanos,  perdonad, no guardéis los dolores en tu corazón, pues serás tu mismo el que te estás destruyendo,  perdonad, si  perdonáis estaréis en la Gloria de mi Hijo, si  perdonáis, estarás formando parte con tus seres queridos que te rezan y  piden por ti todos los días en los santos Cielos. Hijitos míos, mis pequeñitos,  abandónense, cree en tu espíritu, no busquéis otros lugares santísimos, que no son santísimos,  no busquéis otros lugares que inconscientemente te están ciñendo con la  luz oscura de Luzbel, os no lo dejéis habitar en tu casa. Te haz de presentar a mi Hijito y dìle: En voz confío Señor, para cuando llegue  la hora  nona  dé tu salvación.
Mi Padre, no hay amor más grande, que el que da la vida por sus hermanos. Mis hijitos, mis capullos de mi corazoncito, mis capullitos parte del mundo, os cumpliréis mis preceptos. Mis hijitos,  aunque no viváis mucho,  tu misión será corta pero grandiosa y ante los ojos del Padre estaréis conmigo, aunque tu vida no sea muy perdurable. Mis hijitos,  abandónense. No  temáis de lo que dicen los demás. Confiad mis hijitos y os guiaré a la vida eterna.

Tailandia, Japón, Croacia, Holanda, Paquistán, Pereira, Uruguay, Paraguay, Costa de Marfil, Kenia, Lituania, Normandía, Etiopía. GLORIA en el país de Norte América, Salvador, Yugoslavia,  China. GLORIA en el país de México. GLORIA. en  el Perú, GLORIA. Ecuador.
Vendrá una bola, del cosmos, y danza y danza y danza, su cupa la tierra, una bola quita y haciendo un cometa falla, estalla fuerte, tuning y supran hasta la Cordillera Central. Friston, paz, en 4 ò 5 País Surameris . Shumari.
 

MENSAJE DE MARÍA:

 A todos mis testigos os  bendigo por guardar mis preceptos en vuestro corazoncito, que son una parte de mi terruñito de amor, no olvideis, amad a mi  Hijito, aunque no me améis a mi. Protégelos ahora.

JESÚS: 

No te apartes de mi Iglesia  bautismal. Señor hazme un instrumento de tu paz, que donde  haya odio,  yo ponga el amor  donde haya tristeza, yo ponga alegría, donde haya intranquilidad, tu pongas la calma Señor, donde haya discordia, enemistad, egoísmo, orgullo; haya paz, tranquilidad, unión , fuerza, fortaleza. Entra Belén en un Portal y no encontrarás posada. Dadle agua  a beber a tu hermano, dadle algo de comer a tu hermano, dáselo todo, tuyo no es,  tu no tienes nada, es de tu Padre, dale una palabra, dale tu amor, estarás conmigo.  Pasarán y pasarán los tiempos  y se os cumplirán las escrituras, como lo había predicho San Juan.  Permanecéis en cada cita de mi corazón, por mi única unción, que os aleja del maligno a través  del Santísimo Rosario.  No os alejéis, pues tu opción, es lo único que te va a  servir para cuando estés triste, para cuando no sepas que camino tomar. Estaré contigo. Os he hablado mi Hijo, tiene muchas oportunidades, pero que sea firme en el Evangelio. 

Comunica tu palabra y no temáis que El estará contigo. Decís por tu Santísimo Corazón, por tus enfermedades, por tus dolencias,  que son las de mi Hijo, pues acoge tus dolores, pero no sufráis cuando no tenéis que sufrir, no os engañéis a otros, os engañáis a ti mismo. Ama a tu padre como a ti mismo. Honra a tu madre, a tu padre. No forniquéis. No codiciéis los bienes ajenos, pues el Padre, mi Hijo, os ha dado lo que a ti te pertenece. No os preocupéis por otras cosas, ya os tenéis tu camino trazado y tu misión, simplemente acepta tu cruz. Camina y sigue a mi Señor, a mi Hijo. No te cambies la cruz en la tienda, pues tendréis otras cruces. 

 

2 DE OCTUBRE 1995. - 10 : 36 PM.-

Dios Hijo :

Pequeños, hijos míos , mi Madre y yo hemos venido a daros la enseñanza del verdadero amor.
Deseo para vosotros vuestra salvación, sed cautos para escuchar y rápidos para responder a mi llamado.

Hablaré por intercesión de mi madre a vuestros corazones .
No me crucifiquéis más, no permitáis que mi Cuerpo sea ultrajado, no me lancéis mas escupitajos de indiferencia.

Sed mansos, sed instrumentos de mi Corazón.

Decid mi pequeño al mundo que pronto estaré entre vosotros.

No dejéis de atender con todas las fuerzas a la devoción  y a la oración.

Orando, unido a la palabra el significado. Al significado la resonancia afectiva, a ésta el entusiasmo, al entusiasmo el equilibrio, al equilibrio la humildad, y a la humildad la libertad genuina del Espíritu Santo.

Amaos recíprocamente y hacedlo todo en la caridad,  vienen duras pruebas a todos mis pueblos.

Reconciliad a tus hermanos, lleva a ellos la imagen amorosa de mi Madre Reconciliadora.
Os dejo en su Corazón mi Misericordia, y en sus Manos mi Cuerpo y mi Sangre y la paz que os doy a cambio de vuestro si.

Consagra a todos mis hijos al Corazón Inmaculado de mi Madre, rezad el Santísimo Rosario y en mi Nombre a mi hijo amado, vuestro vicario Juan Pablo II, ayudadle con la oración a cargar esa cruz  tan pesada, he revelado a él muchas cosas , mi Espíritu le ilumina.
Sean generosos, practiquen las obras de Misericordia corporales y espirituales.

MARÍA :

Hijitos Míos :

Que toda la tierra proclame la Misericordia Divina de mi Hijo.

Refúgiense en mi amor, conviértanse al amor, vuestras almas se fortalecerán  para el tiempo de los castigos severos.

Refúgiense en el Sagrado Corazón de mi Hijo.

Conozcan  el poder de la oración .

Acercaos más y más para cuando os llegue el momento en que cada nación sobre la tierra sufrirá.

Hoy me regocijo por todos los que han escuchado mi mensaje y lo viven.
Pero también estoy muy triste  por la infinidad de almas que no creen, que no confían, que no aman y por lo tanto que no oran.

Vengan a mi Corazón Inmaculado, gracias por atender a mi llamado. 

 

14 DE OCTUBRE 1995. - 6 : 35 AM .-

Yo vuestra Señora de Belén os saludo con gran preocupación.

Pequeños míos, florecillas de mi jardín.

Ahora debéis estar más unidos a Dios Padre, a Dios Hijo, y a Dios Espíritu Santo ya que el maligno ha logrado sembrar en la iglesia el caos.

Orad conmigo en estos últimos tiempos .

Deseo una total renovación de la vida religiosa y sacerdotal. Siervos de mi hijo, quienes os dejan guiar por los planes macabros.

Revestíos del crucifijo de mi hijo.

Regrésenlo a todas las iglesias de donde ha sido retirado.

Que todos los seminarios y conventos religiosos regresen a la pureza, a la belleza y espíritu de su regla original.

Que los que están consagrados a mi mediante votos, vistan su hábito.

Que mis sacerdotes nunca estén sin su vestimentas clericales, pues mis ovejas están perdidas y sienten necesidad  de ellos y así  no serán un vivo testimonio de consagración.

Acaten mis consejos, soy su Madre Amorosa.


Oren, las tristezas se agudizan, las lagrimas fluyen, las voces se lamentan, yo siempre  estaré con vosotros.

 

1 DE NOVIEMBRE 1995. - 3 : 00 PM.-

DÍA DE TODOS LOS SANTOS

JESÚS: 

Eres como mies, puedes hacer vuestra voluntad para que abandonéis tu cuerpo, tu alma, tu mente y tu corazón, os seguiré por sendas en los caminos de un trigal desprecio y abriré la puerta, para que os podáis entrar, pues, cuando os permitan todos los ángeles. Bajo la protección de mi Madre, se tejen historias y no sabéis cuantas pruebas voy a ofrendarte. Jola métricas, convicciones y virus. 

Hallé tu cuerpo en la mitad del tiempo, para que no se acabe la prolongación de tu existencia en minutos, como una rosa grande se abre su altar, así se abrirá sobre ti, esperando a que apaciente con suave callado, la oveja arisca y para que otros pastores  consuelen  tus dolencias.

Felipe, María Angélica, Meliza,  Alirio, Francisco, Lucía, Juan Bosco, San Gregorio,  José, Santa Ana, San Martín de Porres, Santa Teresa, Santa Bibiana, Magdalena, San Joaquín, San Pedro Claver, San Agustín, Santo Tomás, Juan Pablo II, Santa Teresa de Calcuta, San Luis, Berta, San Jerónimo, San Clemente, San Alfonso, Santa Laura de Vicuña, San Patricio, Santo Domingo Savio, Santa María Goretti, San Pedro, San Juan, San Lucas, San Mateo, Tito, David, Ezequiel, Abraham, San Luis, Esther, Ruth y Judith.

Shalom Asia, Japón, Hungría. Shalom Norte América. Shalom México. Shalom Santiago ( Chile ). Shalom Paquistán. Shalom Ecuador. Shalom Israel. Shalom Costa de Marfil.  Shalom China. Shalom Holanda. Shalom Perú. Shalom Rumania. Shalom Canadá. Shalom Francia. Shalom  Puerto Rico. Shalom Noruega. Shalom  Italia. Shalom Francia. Shalom Uruguay.  Shalom Colombia. Shalom Venezuela. Shalom Etiopía. Shalom Kenia. Medjugorje. Shalom Yugoslavia. Shalom España. Shalom Marruecos. Shalom Brasil. Shalom Argentina. Shalom Ucrania. Shalom Salvador. Shalom Panamá. Shalom Bulgaria. Shalom Nicaragua. Shalom Irlanda. Shalom Alemania. Shalom Indonesia. Shalom Ruanda.

MARÍA :

Mis pequeñitos, pedacitos de mi corazón, vosotros sois los pequeños de mi corazón, abandonaos en mi Inmaculado Corazón, para poderos entregar a la Misericordia. Mis hijitos,  abandonaos en Dios Padre, en Dios Hijo, y en Dios Espíritu Santo, para que  penetréis en la bajeza de esta Esclava, que  ha entregado todo,  ha dado el sí para vosotros mis pequeños. Pedid perdón de corazón, a vuestro corazón el de mi Hijito, a vuestros tantos dolores que vosotros como madres debéis decir al pie de la cruz,  de vuestros pequeñitos en vuestros hogares.

Pedid por los pecadores,  Pedid por el mundo. No falte tu Santísimo Rosario, no falten tus éxitos y bendiciones, que los oídos y ojos de Mi hijito  escucharán y  ampararán, no fallaré a las almas que conviertan otras almas. No olvides mis presentes, en mi Evangelio, pronosticáis muchas Bienaventuranzas para vosotros,  consuelo de esferas, que hoy traen mis pequeñitos, para que  vean vuestros corazones en la multitud de la confusión de todos los tiempos, volveos humilde,  pediré a Mi hijito para que vosotros tengáis un corazón más puro,  pondré misericordia y paz,  amaos todos, hoy  bendigo a todos, vuestros santísimos.

Ingratitud a vuestra respuesta . Ingratitud a vuestra misericordia.

Dios te salve María, llena eres de gracias, el Señor es contigo, bendita tu eres entre vosotros, en vuestros corazoncitos.

( tened presentes unas Dios te salves) .

 florecillas de mis campos, iluminarán y darán colores y frutos en el Cielo. Mi Corazón está triste,  mi Corazón está desdichado,  siento peso y  dolor, por mis pobres hijitos, que hacia lo largo de su historia han marcado unas huellas en vosotros y  vosotros  has ido olvidando con el paso de los tiempos.  Penetraos, aprended a ser  agradecidos con vuestros mismos, con vuestros amiguitos, con vuestros vecinitos y con las personas que  más os quieren. Sed sencillos de corazón, sed sencillos,  humildes y piadosos, que vuestra Madre  no os abandona. Si os vosotros os alejáis por el camino, que os deje con las caras,  sello imborrable de aquellos que quieren perturbar vuestras almas.

MENSAJE DE JESÚS:

No abandonaré a todas las almas que rezan y se mantienen presentes en mí. Haz tu voluntad , así en la tierra como en el Cielo, para que no os dejéis caer en la tentación.

Todo lo que pidáis, se os dará.

MENSAJE DE MARÍA:

Mi hijito,  camina por un camino de cruz, por un camino de espinos, pero vuestros  premios a todo tu sufrimiento, van ha ser grandísimos, para su venida . Participaré a ti mi pobre pequeñito de todas vuestras condolencias y sufrimientos en vuestra niñez y en vuestra adolescencia, para que no tengáis una madre sino muchas madres.

Para que bendigan,  colmen y  protejan tu camino.
Los he llamado para una gran Evangelización, que sana y renueva.

RECOMENDACIONES :

De la Sierva Margarita, con base a los mensajes de la Santísima Virgen María. LA INMACULADA CONCEPCIÓN,

Nos recomienda, implorar la misericordia a  Dios  Padre, a Dios Hijo, a Dios Espíritu Santo, con el rezo de la  coronilla de la Divina Misericordia, que ha sido dejada através de la Hermanita Sor María Faustina, como última esperanza de salvación, para la humanidad y tiene un poder muy grande si se reza  a las 3 de la tarde, pero también se puede rezar a cualquier hora, en la cual promete  que nada será negado a las almas que se abandonen en el abismo de su misericordia, especialmente pidiendo misericordia  y piedad para el mundo que está bajo las tinieblas del pecado, pidiendo misericordia por los duros tiempos que nos vendrán en el mundo. Pedid por nuestra Iglesia.  Pedid por Colombia, por Bogotá. El Señor nos promete que así sea el pecador mas empedernido que se arrepienta, que se confiese, y está en gracia de Dios y se abandone en su misericordia El lo perdonará. Recomienda también, leer el Diario de Santa María Faustina Kowalska, donde revela toda la historia de la Misericordia Divina, y también rezar la Novena, que es un folleto más pequeño.

Anexo a este mensaje la Oración de la Coronilla de la Misericordia. 

Cómo nos amará el Señor, que nos da la luz para que encontremos el camino de la salvación.
Nos invita a que leamos la vida de Judith, de Ruth y de Esther, para que tomemos ejemplo y lo practiquemos en estos tiempos de tanto pecado y de tanta maldad, con lo cual podremos lograr la Misericordia de Dios.

Nos invita a que nos reconozcamos pecadores y que El es nuestro Creador, el Poder y la Gloria.
Nos invita a qué hagamos una verdadera confesión, hacer un recuento de los Mandamientos desde nuestra niñez hasta nuestra vida presente, si hemos sido buenos hijos, buenos padres, buenos  hermanos, buenos esposos; que hagamos una reflexión si verdaderamente hemos cumplido y si no que es el momento ahora que estamos vivos con todos nuestros sentidos, vayamos a un Sacerdote, que nos limpiemos de todo lo que no es de Dios, que es muy fácil, sólo cumpliendo con la petición que El nos hace, que nos arrodillemos, que pidamos misericordia al Señor, para el mundo, que tomemos el ejemplo de Ruth de Judith y de Esther, el ayuno y la oración. 

Nos pide que todos tengamos un altar en nuestra casa, con una Imagen de la Virgen, mínimo de 70 cms. de alto, un cuadro de la última sena, un santo Cristo, la réplica de San Miguel Arcángel, la imagen de la Divina Misericordia, la Biblia abierta en el Salmo 91, un velón bendito por un Sacerdote, Que se empiece a usar el manto sobre la cabeza, para ir a la Iglesia y cuando se va a dedicar a la oración en las casas, Ponerle flores amarillas y rojas al Señor y blancas a la Virgen. La Virgen promete que donde le recen el Rosario y le pongan rosas en sus altares, Ella irá aparecerse en persona en esos hogares.  También  nos pide, que  si podemos, hagamos una Gruta bendita en nuestras casas en nuestras fincas, con la Imagen del Sagrado Corazón de Jesús  y la Imagen de la Inmaculada Concepción, en honor de ellos.

La Virgen María nos dio la promesa que tan pronto construyéramos una gruta bendita a los pocos días nos irradiaría nuestro espíritu y desde ese mismo momento estaríamos contando en el libro de su hijo siempre que estemos cumpliendo con los sacramentos y en gracia de Dios

 

1 DE NOVIEMBRE 1995. - 11 : 14 PM.-

Florecillas mías,  os doy la paz de mi Hijo, quiero que sepáis que estáis bajo mi manto Inmaculado.

Orad  mucho y los que os creen que también que oren mucho porque el enemigo es fuerte.
¿Deseáis saber algo? A todas tus preguntas os digo yo os amo.

Mi amor se derrama de generación en generación.

He venido a vosotros  a deciros que sois mis discípulos, mis pastores y como pastores seáis aquellos que tomen y adopten un grupo de ovejas para llevarlas al rebaño de mi buen pastor.
Mi divino Hijo que da la vida por ellas.

No lo hagáis sufrir mas, me duele verlo así.

Los tiempos de mi Hijo os están a punto de fluir confirmados por el milagro del sol.
Permaneced en cenáculo. Será vuestra barrera protectora. Seréis preservados de toda calamidad a través de ellos.

Reuníd cada día a más hijitos míos.

Os bendigo mis frutos de amor. 

 

31 DE DICIEMBRE DE 1995. - 12:00 am.-

Dado En el Oratorio de Margarita, El 31 De Diciembre, Año Nuevo De 1995-1996 A Las 12 am

CITA :
Enero 5 de 1996 a las 12 meridiano en el Cerro de Guadalupe, Bogotá  D. C.
 

La Virgen: 

La paz en los Cielos, en toda la tierra, a tu familia, a tu padre, a tu madre, a tu hermanos, a tus amigos. Cuando sintáis mi silencio, cuando sintáis mi encuentro con vosotros, haz lo que Él te diga. Orad a tu Dios. Podéis descansar. Os cobijo.

Regocijaos por mi intercesión, dejaos abandonar en mis preceptos. Os hablo a vosotros, para todos tus hijos, para todos mis pequeños, para tu pueblo colombiano, el 5 de los presentes, en el Cerro de Guadalupe. Os espero con prontitud, con amor y ternura.

 

1 DE ENERO DE 1996. - 7 : 34 PM.-

El tiempo es muy corto mis pequeños. Es la hora de comenzar a demostrar vuestro amor a mi divino Hijo y a vuestros hermanos.

Preparaos pues no conocéis ni día, ni hora. Abandonaos en la misericordia del Señor. Dios Hijo y Padre vuestro.

Estáis entrando en una era de gran vicio: Satanás ha engañado a mi pobre pueblo llenándole de ídolos para su propia perversión: Placer, dinero, egoísmo, guerra.

La justicia de mi Hijo os vendrá a purificar el mundo. Ahora la Iglesia una vez más, será traicionada por sus propios hijos, no os alejéis de mi.

Vuestra madre celestial  guía hacia nuevos cielos.
Estos años serán también los años de mi triunfo.
Experimentareis mi luz Inmaculada.

El glorioso reinado de mi Hijo se reflejará en una nueva forma de vida en cada uno . Todos serán llamados a vivir solo para la gloria de mi Hijo amado quien en la Cruz venció la oscuridad por amaros tanto.

Id por el camino que pasa y va sobre todos los caminos .
Id por la verdad que se ilumina y reluce a través de todas las vidas. Seguidme y haced lo que el os mande.

Tu interior agrada a Dios.
Dejad que los demás  sigan la vocación que  ha indicado la Providencia. 

Preocupaos de vosotros mismos y seguid por el sendero mas hermoso.
Tened siempre a Dios, cobijaos en Su amor y en mi Manto, no os apeguéis a nada.
Miradme yo os iluminare.

En los momentos de la tentación, de la lucha y del desaliento, miradme y recibirás aliento y ayuda.

Sed vosotros mismos conmigo el refugio de los pecadores, de los pobres, de los enfermos, de los pequeños, de los abandonados .

Soy vuestra Madre Reconciliadora .

Sed flor fresca. Animaos, tenéis mi consuelo, refugiaos en mi.
Amad con el latido de mi Corazón Inmaculado a la Santísima Trinidad, pedid la protección de los ángeles.

No os dejéis prender por el temor ni la tristeza, ni por curiosidad.
Vivid con simplicidad y sencillez los tiempos de mi nuevo adviento.
Abrid los corazones de los hombres con vuestras palabras y canciones.
Daré esplendor a todos vosotros . Rezad mucho por vuestro pueblo .
Yo os bendeciré en estos tiempos, os protegeré porque os amo.
Gracias por atended mi llamado.

 

5 DE ENERO DE 1996. - 12:00 m..-

MENSAJE DE JESÚS Y DE MARÍA, LA INMACULADA CONCEPCIÓN.        

Dado en el Cerro de Guadalupe, Bogotá D. C.

 

MENSAJE DE JESÚS:

Soy el que soy, y no se me oculta la opción. Debo deciros que vosotros sois elegidos para ser mis testigos.  Hijos  recibíd mi Espíritu. Gloria al padre, a la madre, a la hermana, al hermano, a vos. Shalom a la familia. Mirad los cielos, os doy mi bendición. Haced lo que mi Madre os diga. Ella es mi Madre Celestial. Ella es el refugio de todos mis hijos.  Os cobija mi Espíritu. Así como El Padre me eligió, Yo os elijo. Seréis mis testigos. Caminad. Volved, volved  a mi Madre.

MARÍA LA INMACULADA CONCEPCIÓN:

Yo soy la Inmaculada Concepción. Os bendigo en el nombre de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo. Os amo, mis pequeños, capullos de mi Jardín. Dios está por teneros aquí. Atended a mi llamado en estos tiempos en que mi Hijo amado  sufre con paciencia vuestra  conversión. Acercaos. No mintáis más, no lancéis más escupitajos de indiferencia a mi Hijo, que  me lo hacéis sufrir,  no lo maltratéis. Mirad como lo tenéis abajo de tus altares, de tus Iglesias.

En el mundo os he dejado una canción. Cobijaos, acercaos. ¿Cuántas pruebas queréis más mis pequeños?. Yo os amo y os  bendigo, en nombre de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo. ¿Qué más respuestas queréis? a todas vuestras preguntas os digo: Yo os amo y mi Hijo Santísimo os manda decir que os ama, a pesar de que estéis pecando, os ama, a pesar de que lo maltratéis con vuestros hermanos os ama, a pesar de que no respetéis a vuestros padres os ama, a pesar de que lo maltratéis y calumniéis a vuestros  hermanos os ama.

MARÍA:

Soy vuestra Madre Reconciliadora, he venido a daros la sanación en este día, a limpiaros el cuerpo, a desatar todo cuanto  está atado para que os quede desatado, confesaos, estád en gracia de Dios ahora, no lo penséis más, no sabéis ni el día ni la hora, Yo os quiero recoger, para el día de los castigos severos.

Amados míos, decidle a Colombia vuestro país, que es mi pueblo, que es el pueblo de mis pequeños, al igual que a todos mis pequeños,  no dejéis que el ecumenismo toque vuestras puertas, que la apostasía se ponga de manifiesto, alejaos de los que te contaminan con sus malas acciones, alejaos de todos aquellos pecadores. Vengo a deciros en nombre mío que volváis a mi Hijo, Quiero para vosotros en este día, teneros en mi Santuario en el Cielo, pero que seáis corazas, que defendáis a la Iglesia. Orad  por mi Hijo, por mi pequeñito en la tierra, por el Papa  Juan Pablo II,  mi pequeño de mi corazón, mi capullo, mi semilla de amor, a quien mi Hijo os ha revelado tantas cosas. Orad, orad, orad por él, para que  no lo maten este año, para que no lo asesinen, para  que no lo  ultrajen, para que no os lo golpeen, para que no  lo maltraten . Orad, haced  oración conmigo, no me seáis indiferente a mi llamado, yo cuento con vosotros. ¿Vosotros contáis conmigo? Quiero recogeros en este día, en estos días fuertes, en estos dos años de duras batallas y unificaciones, en estos dos años de duras guerras, de soledades, de destierros, de deslizamientos. Poneos en paz con vuestros hermanos .  

MENSAJE DE JESÚS:

Miradme hijos míos,  he venido a través del Milagro del Sol, a revelaros toda la oscuridad que vivís en vuestras casas, en vuestro pueblo, volveros a mi, yo soy vuestro DIOS, que soy vuestro SALVADOR, ¿Qué más dioses queréis?. Obedecedme. Yo soy vuestro Padre, no me crucifiquéis más, no me lancéis más escupitajos, ni me ultrajéis, no me desnudéis en las calles, no os burléis de mi, reconoced vuestras culpas y volveos  a través de la intercesión de mi Madre que os  pide volveos a mi todos los días. ¿Cuánto mas queréis jugar con el amor  que os he dado para que os améis unos a otros?. Guardad los mandamientos, sólo os pido, guardad los mandamientos.
Di gloria en México, gloria en Italia, gloria en Perú, gloria en Etiopía, Shalom en Venezuela, Shalom en Colombia, Shalom en Costa Rica, Shalom Salvador, Shalom Croacia, Shalom en Portugal. Volveos hacia mi. Volveos a mi. ¡Oh! patria de Alemania, volveos a mi Estados Unidos, volveos a mi Yugoslavia, volveos a mi Ruanda, volveos a mi Ecuador.

Mirad como vuelan las aves en el cielo con la libertad que os  he dado. Mirad, miraos a vosotros, os  he dado la libertad.  ¿Voláis o  estáis atados? ¿Qué  decís a vuestro Padre? Mirad los peces del mar, ellos  nadan libremente sobre las aguas, no os  perturban y no os hacen daño. ¿Vosotros les hacéis daño? Mirad las flores en el campo, los árboles, los frutos, ellos no os piden que sean arrancados, Mirad vuestros padres.   ¿Respetáis a vuestros padres? ¿verdad que no los respetáis ? ¿Padres respetáis a vuestros hijos?, ¿Lo hacéis? ¿Verdad que no? ¿Hermanos os  amáis como yo os  mande, los unos a los otros? ¿Os amáis? ¿Verdad que no? ¿Os Perdonáis los unos a los otros como yo dije que os perdonaran? ¿Verdad que no?, ¿Ofendéis ha vuestros hermanos de palabra, de pensamiento? ¿Si lo hacéis? ¿Queréis convertiros en mi Espíritu Santo? ¿Queréis amaros como yo os he amado? ¿Hijos, porqué no lo hacéis? ¿Porqué no lo habéis hecho? ¿Porqué no has respondido a mi llamado? ¿Cuántos dioses tenéis? ¿Cuántos ídolos os habéis formado?

MENSAJE DE MARÍA:
     
Soy vuestra Madre, vuestra Madre Reconciliadora, mis  hijitos, a muchos de vosotros hoy, os daré el don de la sanación,  amad a vuestros hermanos con la sangre y el agua que brotaron de mi hijo, regocijaos en mi corazón, mis pequeños, mis florecillas, mis niños, os amo, y os bendigo. En el nombre de Dios Padre, Dios hijo y Dios Espíritu Santo. Mirad mi rostro desde lo profundo de vuestro corazón. Orad conmigo en este momento. Dios te salve María, etc.,

Volved mis pequeños a la oración. Os cobijaré con mi manto. Aceptad mi manto de madre. Formad en vuestras pequeñas casas verdaderos Cenáculos de oración. Rezad mi Rosario, es para agradar a mi Hijo. Rezad a mi Hijo, a través de mi. Aunque no me améis a mi, amad a mi Hijo, aunque me despreciéis a mi, no despreciéis a mi Hijo, porque si orgullo dáis, orgullo recibiréis, si desamor dáis, desamor recibiréis, si mentiras dáis, mentiras tendréis, si pecáis, pecareis cada día más, si  no amáis, no os amarán a vos. No dejéis que mi pequeño  en la tierra el Papa Juan Pablo II, sea arrojado al precipicio por vuestros pecados, que vosotros seáis llevados a ése hueco oscuro y profundo de donde no saldréis nunca, donde  cumpliréis vuestro ciclo de vida. Para que  hagáis penitencia, pedid por vuestros hermanos que no están en gracia, decidles que se pongan en gracia de Dios, que frecuenten los sacramentos, que cumplan los mandamientos y mi Hijo os dará la gloria. Sed prudentes mis pequeños, la prudencia es muy importante, la prudencia agrada el interior de mi Hijo, por la prudencia vosotros ganaréis la gloria de Dios, por la prudencia vosotros seréis bienaventurados, seréis bienaventurados, porque seréis mansos de corazón, de espíritu, de pensamiento. Confesaos, implorad todo los días  la misericordia de mi Hijo para vuestro Pueblo Colombiano. Implorad la misericordia de mi hijo por vuestros hermanos en todo el mundo.

ORACIÓN:

¡DIOS PADRE! Os pido perdón por mis pequeños aquí reunidos, sánadlos hoy. Amadísimo hijo mío, hablad con José, os daré, y sentiréis mi gozo, mi paz, a muchos de vosotros no a todos, os daré la gracia de mi sanación.

Poneos en la gracia de mi Hijo, y os daré entre vosotros. Hay mentiras entre vosotros, hay oscuridades, entre vosotros hay tumbas, entre vosotros hay indiferencias. ¿Cómo queréis ser sanados, si vosotros mismos no os dejáis sanar? Si vosotros mismos  no os dejáis amar, yo os perdono mis florecillas, porque os amo, porque me duele veros así, recogeos para que hagáis menos fuerte  la cruz de mi pequeño. No lo alejéis de las iglesias de donde ha sido retirado, seguidlo.

MARÍA:

proclamad mi grandeza y os daré a vosotros con vuestra ayuda la victoria sobre el maligno que os quiere alejaros de mi. Rezad mi santísimo Rosario con mi Hijo. Pedidle misericordia por vuestros pecados, creed ahora. ¿Qué más pruebas queréis? ¿Que más dolores queréis? son suficientes los que os vendrán estos dos años. ¿Que más dolores queréis? Llorad Medellín. Satán golpeará, en Pereira vuestra tierra se abrirá en dos, vuestra cordillera se calentará.

Mayo tierra árida Bogotá, los demonios vendrán por vosotros. Barranquilla estaréis tan llena de dioses, que no querréis a mi Hijo, las olas del mar os cubrirán. Mis pequeños, en vosotros está el futuro de vuestro pueblo. Mi Hijo pide: Oren, oren, oren. Mi Hijo pide: conviértete a mi gracia. Pueblo de Japón, ¿Cuántas muertes queréis? ¿Cuántas vidas cortadas os atarán a las tumbas? ¡Oh, Ruanda!, seréis estéril, pero Yo ahí como la Esclava del Señor, estaré diciendo mi tierra amada y derrumbada.

Alemania, si no cambiáis las armas de muerte, por armas de amor, moriréis por ellas mismas. Estados Unidos de América ¿Qué Dios buscáis? vosotros sois mi pobreza. Comunicaos,  reunid a todos mis pequeños, cada vez más en torno a mis Cenáculos ¿Podéis formar la Iglesia doméstica en vuestras casitas?  las bendeciré. Formad un altar, para quienes vayan allí a lavarse en esas aguas que  verterán las lágrimas de mi Hijo, hacedlo, prometo que os protegeré vuestros hogares de toda calamidad, pero no salgáis. Vendrán en 3 años quizás, o mucho antes de lo que vosotros pensáis. Regocijaos en mi, en los días de oscuridad. No salgáis, no seáis curiosos, recogeos en mi oración, recogeos a todos vuestros hermanos, daos en nombre mío y de mi hijo la bendición, así la desprecien, así  no la amen. Rezad por vuestros hermanos, muchos tienen un corazón de piedra, no quieren cambiar, no reconocen el amor de mi Hijo, por lo tanto no oran , no se ponen en gracia de mi Hijo. Mi  Padre del Cielo os dará un juicio a cada uno. Rezad, pedid a Dios que no estéis en ésa lista ahora, que no seáis uno de aquellos que sufren. Dad gracias a mi Hijo ¿A quien le dais gracias tú? ¿A quién? Yo, María Reconciliadora, os amo  mis pequeños, cuánto agradáis a mi Señor, es el momento de uniros con más fuerza a mis otros pequeños por todo el mundo, en vosotros mis pequeños de vuestro pueblo, a Felipe, Oliva, María Angélica, Juan, Carolina, Esther, Francisco, Luis Carlos, Lino, Magda, Mónica, David, Octavio. Rafael, Ligia, Bertha, Margarita, Consuelo, Juan Carlos, Alexánder; reunidlos, buscadlos, por el Milagro del Sol,  os darán el poder de mi Hijo, vosotros sois mis templos, que vengan a mi todos mis pequeños, mi pequeño semilla de mi corazón. Os desato toda maldad que ha recaído sobre ti en estos tiempos. Seréis mi testigo, sed mi pequeñito y haced lo que Él os diga, discernid vuestra elección, seguid a mi Dios, y eso lo hace feliz, adoradlo, orad más, da más testimonio de vuestro amor.

El amor de mi hijo,  seguidme mi pequeño, no seáis orgulloso, ya no seáis un niño, sois un hombre, os bendigo, os amo mi pequeñito, mi semilla, a vosotros os  sano, misericordia por mi Hijo, misericordia, no os atéis al placer, no os atéis al dinero, no os atéis a las diversiones, todo eso viene del demonio,  ¿Rechazáis el amor de mi Hijo? volveos a Él, misericordia por mi Hijo, misericordia. Mis pequeños, orad conmigo,  veréis  mi rostro orando. Regocìjaos, uníos más. Doy en este momento el entendimiento, orad conmigo, Regocijaos. ¿Que os pasa? no dudéis, Regocijaos, os llevaré a vosotros a las puertas del cielo,  Regocijaos. ¿Pensáis en mi mis pequeños? Juntaos a mi corazón capullos de mi corazón. Vosotros sois hijos, los administradores en estos tiempos de miseria. Podréis administrarla más bien que a vosotros ?, pequeñitos de mi corazón, os adoro, bendigo y  amo desde lo profundo de  mi corazón, y os reconozco y os perdono a través de mi Hijito, de todas las calamidades que  cometéis, los que sois culpables volved al sacramento de la reconciliación. Dad el tratamiento de palabra y de hecho unificación. A los padres dad luz, que habeis podido desataros, los libra del pecado. En mi rostro veréis a mi Hijo, pensad en Él, sentid su presencia, no dudéis de su amor y os sanará en este momento.                    

ORACIÓN: 

Enseñada Por La Misma Virgen María La Inmaculada Concepción                                                           

REPETID CONMIGO:

Misericordia Señor, hemos pecado, misericordia  Señor,  hemos pecado contra ti, Dios mío, en tus manos pongo mi espíritu, Dios mío en tus manos pongo mi corazón, Dios mío en tus manos pongo mis pensamientos, Dios mío, en tus manos coloco mis pecados, Dios mío, a ti te entrego mi vida, Dios mío, a ti entrego mi maldad, mi falta de amor, mi falta de orgullo,  amad a Dios.

DIOS HIJO :

Mis pequeños , no seáis orgullosos del maligno, que no os trae nada a vosotros. Os confundís los unos a otros, os confundís a mi Madre,  confundís a Dios Padre, a Dios Espíritu Santo, no seáis orgullosos del demonio, sed orgullosos de mi Dios, tu Padre, tu Salvador, a quien tienes que rendir tus cuentas ahora. Haced una verdadera contrición de corazón, una verdadera confesión de boca.

Yo confieso ante Dios Padre todopoderoso y ante vosotros hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión, por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María  Siempre Virgen , a los ángeles y a los  Santos, que intercedáis por mi, ante Dios  Nuestro Señor.  Amen.
Envío mi Espíritu para que vayáis de dos en dos.

MENSAJE DE LA VIRGEN:

Mis pequeños os habla vuesatra Madre Reconciliadora, sano vuestro corazón, vuestro interior, vuestro cuerpo, vuestra alma, vuestros pensamientos, vuestras acciones, os sano de toda maldad, destierro el maligno de vuestro corazón,  os libero,  estoy  contigo, os extiendo  mi manto, mis pequeños, mis florecillas amadas. ¿Porque no os dejáis amar mas? ¿Qué os cuesta  amaros tanto? Seguid amando. Estoy muy feliz  de que estéis conmigo, de que atendáis a mi llamado, os haré de ti a mi, y a ti, a tu familia y a tus hermanos. Os bendigo por el corazón sacratísimo de mi hijo, sus llagas, sus dolores ocultos, os bendigo en el nombre de Dios Padre y de Dios Espíritu Santo, mis pequeños, vosotros sabéis a quien os he dado en estos momentos el Don de la Sanación de mi Hijo, no lo guardéis para vos, que así como os da, se os quitará, sed prudentes, sed cautos para responder, para escuchar, no os apresuréis a mi hijo, dejad que mi hijo os apresure a vosotros, dejad que mi Hijo os vaya delante de ti, y os conduzca, no conduzcáis vos , vos sois mi pequeño a los ojos de mi Hijo. El  perdona, pero no  juguéis más con Su amor. El  sufre mucho de ver que  no cambiáis , por eso, doy el Don del Espíritu Santo, sus siete Dones Santificantes, sana a vuestros hermanos, cúralos, vosotros sabéis que ha entrado en vosotros, si en vosotros, en alguno no ha entrado, no lo habéis dejado entrar. ¿Perdonáis? no habéis perdonado; por eso os no lo habéis dejado entrar . Poneos en gracia de Dios y daré mi Espíritu que consuela, reuníos, no temáis hablad de la palabra de mi Hijo, por donde quiera que vayáis, no temáis invocarme,  Yo estaré con vosotros, con mi Ángel Custodio, con todos los Ángeles, protegiéndoos, no os dejéis atar al mal, porque  quedarais ataos, os bendigo, os amo, gracias por atender a mi llamado . Mi pequeño viene la apostasía de tu País. Buscad a mis otros pequeños, poneos en Cenáculos con ellos.

Quiero que no vayáis allí, allí no está vuestra felicidad, haced lo que mi Padre, lo que mi Hijo os digan,  debéis discernir mucho. En estos días  os daré la señal de mi más grande amor, estaréis anclado a mi Corazón Inmaculado. Os no dejaré perderos. Orad, orad más mis pequeños, haced lo que mi pequeño, mi Hijo os diga, no andéis por ahí, en tus propias convicciones, os alejarán de mis brazos, os robarán de mi, no quiero mi pequeño, os dejo por que os amo.
Tú pueblo sufrirá, pero rezad, para que seáis más consagrados a mi amor, os invito, os llamo, os invito a la Cruz,  no busquéis más cruces, , ni más formas, ni más tallas, desde que nacisteis se os dio a ti  vuestra cruz propia,  cargadla con dignidad, no la golpeéis más, os amo mis pequeños, os bendigo. En los Cielos os espera mi Hijo, y os purificará como viento renovador. El sol danzará para vosotros.  Hoy mis ojos mirarán  y iluminaré tu corazón para que podáis ir en paz, en nombre de Dios Padre, de Dios Hijo, de Dios Espíritu Santo. Amen.

Atended hijos, atended mis pequeños a mi llamado, os invito a regocijaros en mi Santuario, con Juan Diego, el día 14, a las 3 de la tarde. Implorad conmigo la misericordia, por mi Pueblo Colombiano, por tu pueblo, os  diré como  estará vuestro pueblo, cómo serán estos años, qué podéis hacer, para preveniros de todas las tragedias que os vienen. Os bendigo, y os amo.

 

14 DE ENERO DE 1996 - 3:00 pm.-

DADO EN EL SANTUARIO DE LA PEÑA

MENSAJE DE JESÚS:

Dichosos los que sin haber visto creen, dichosos  los misericordiosos, los mansos de corazón, porque de ellos será el Reino de los Cielos. Dichosos los pobres, porque su pobreza en el Cielo será la riqueza de espíritu, por ello llegarán a la Gloria de mi Padre.

MENSAJE  DE LA VIRGEN:

Queridos hijitos míos, florecillas de mi jardín. Agradáis el interior de mi Hijo. Mis pequeños, os bendigo en nombre de Dios Padre, de Dios Hijo, de Dios Espíritu Santo. Os he invitado a vosotros para que seáis los testigos de los mensajes que mi Hijo os quiere comunicar.

Mi Hijo, os manda decir que vosotros no rezáis, que vosotros no os ponéis en gracia de Dios. Mis pequeños, mi hijo os manada decir que no rezáis,  vosotros no tenéis fe, que vuestra fe esta lejos de El. Como no rezáis, no sabéis orar, orad  Conmigo.

Soy vuestra Madre Reconciliadora. Os elijo para que seáis mis testigos. Recogeos y abandonaos en la presencia de mi Hijo mis pequeñas florecillas, mi Hijo, agradece que  volváis a la oración. Vosotros mis pequeños, sois mis testigos. Tu pueblo sufrirá.

Soy vuestra Madre Reconciliadora, no dejéis que el maligno toque las puertas de vuestro corazón. La oración es muy importante mis pequeños, abandonaos en la Misericordia de mi Hijo. ¿Os abandonáis? vuestras oraciones subirán como incienso a mi hijo, entregadlas a Él como ofrenda de amor. Mis pequeños, no busquéis sacrificios, mi Hijo no os pide sacrificios, sólo os pide se abandonen en su Corazón Misericordioso. Mis pequeños, mis anuncios os están llegando por la revelación. Haced lo que mi hijo os diga, poneos en gracia de Dios, ¿Que os cuesta acompañarme en mi oración? ¿Acaso os sentís más felicidad cuando estáis en la gracia del demonio? No os dejéis llevar del maligno, pues él es muy astuto, él sabe que vosotros os acercáis a mí y quiere impurificar vuestros corazones llenándolos de cizaña, llenándolos de maldad, de odio, de incomprensión, no lo dejéis entrar en vosotros, no le abráis las puertas, no os  quiero perder a mis pequeños,  mis Sacerdotes, mis Religiosos, mis amados siervos, entregaos todos a mi Dios.

Mi pequeño,  seguid enseñando a ellos, no os  ocultéis, a cada uno de vosotros,  mi Hijo  tendrá con vosotros un juicio independiente. Alejaos ahora que podéis. Regocijaos en El, estad en gracia. Buscad  la paz en vuestros corazones. Que feliz es andar por los caminos de mi Hijo y cuánto os cuesta sembrar la semilla; para que  el fruto lo rechacéis  y lo echéis en tierra árida y seca. Confesaos. Contad a mi Hijo todos los pecados. El tendrá misericordia de vosotros. Seréis corazas y podréis abrir vuestro corazón. Dejadlo entrar. No lo ofendáis mas con vuestros escupitajos.

Queridos hijitos míos. Pedacitos de mi corazón. No busquéis más problemas. No busquéis más caminos. Caminad pequeños con mi Hijo, el os entregará la gloria y vosotros debéis buscarlo todos vuestros días.

Orad por el Papa Juan Pablo II, por mis intenciones, mi Hijo le ha revelado a el, muchas cosas que en vuestros  tiempos se cumplirán.

En vosotros mis hijos, mis pequeños, está vuestro futuro. Volveos a Él como un manantial en vuestras casas, rocío de cascada nueva.

Formad mis pequeños verdaderos Cenáculos de amor. Buscad la paz, dejaos enseñar por mí Hijo.

Aunque no reconozcáis mi presencia como vuestra Madre, reconoced la presencia de mi Hijo, aunque no me queráis a mi, tened mi pequeño, mi pequeñito, mi capullito de amor, no os importe con vuestros vecinos, dejad que ellos busquen a Dios. Dejad que ellos caminen, pues  vuestro interior agrada a mí señor, os bendeciré mis pequeños, con vuestras tratos indiferentes. En estos tiempos de dura purificación de ecumenismo, está por llegar una verdadera apostasía eclesial. Está por venir mi Hijo, poneos en gracia de El. Orad, Orad, Orad. Vivid en fraternidad con vuestros hermanos, con vuestros hijos, con vuestros padres, con vuestros enemigos, con aquellos que no te quieren, que no desean nada bueno. Orad por tus hermanos separados. Rezad por ellos, para que se conviertan a mi pequeño, para que  descubran que el Camino Verdadero es la muerte. Reconoced en vosotros como mi pequeño os sigue amando, que ya está su Copa derramando sangre por tu indiferencia en el dicismo.
Queridos hijitos míos, estos lugares que he escogido para vosotros. Plantaos en este lugar santo mi jardín y cantéis mis canciones.

Os amo, aunque no reconozcáis la presencia de mi Hijo Salvador entre vosotros. Os vuelvo a decir mis pequeños, cumplid los Mandamientos  de mi Hijo, cumplid con confesarte, ponte en gracia de mi Dios , de mi Hijo amado, entre vosotros llegará como fuego renovador a purificar vuestros corazones. entregad vuestros cuerpos, vuestras almas a Él. Cuántos de mis pequeños  sufren, por no haber entregado sus almas a mi Dios, y por haberos entregado al demonio. Vosotros mis pequeños no podréis seguir viviendo el ecumenismo. Pues por lo tanto, vosotros no reconocéis su amor, no le conocéis porque con vosotros está y su Nombre es el Señor. No habléis de otros dioses, no busquéis más dioses, os tienen a todos en el destierro, no busquéis el placer, el dinero y las cosas vanas. Se van con el tiempo y vosotros solo os quedáis con las manos vacías, no acumuléis los bienes como el joven rico,  entregaos todo tu cuerpo, tu corazón a mi pequeño, no labréis mas tumbas entre vosotros,  no labréis la muerte. La tierra  está cansada de recibir a gritos vuestra sangre, poneos en paz, reconciliaos,  vuelvan mis pequeños.

Con gran preocupación vuestras duras guerras, de los sufrimientos. Regocíjate en mi Manto Celestial, Yo os protegeré de Lucifer, de todos vuestros enemigos.  Entregaos como semillas a mi Pequeño, el dará muchos frutos en vuestros hogares. Rezad el Santísimo Rosario, rezadlo ahora más que nunca, rezadlo, invocadme, Yo estaré en tu presencia entre vosotros, como vuestra Madre Reconciliadora, rogando por vuestras seguridades. Os amo, mis hijos, los bendigo en el nombre de  Dios Padre, en el nombre de Dios Hijo, de  Dios Espíritu Santo.
Mis pequeños, os he escogido en este lugar santo, para que seáis  mensajeros de mis palabras, las palabras de mi pequeño Hijo.

No guardéis, no os atesoréis, no guardéis más pecados, guardad el amor en tu corazón, y cuando tengáis amor, dadlo a conocer mis pequeños, son muchos mis pequeños los que no escuchan, los que no creen, los que no oran y por lo tanto no quieren seguir el camino de mi Hijo.

Recogeos. os vienen duras guerras, batallas, injusticias. La tierra se calentará. Yo estaré ahí. ¿Vosotros invocáis mi Nombre, para vuestra protección? Pero si no reconocéis el Nombre de mi Hijo. Yo os amo, y os bendigo, aunque me ultrajéis, aunque mi pureza se vaya al suelo, yo os amo, aunque mi humildad se vaya a la gloria del demonio.

Quered a mi Hijo aunque no me queráis a mí. Yo os bendigo, porque yo quiero salvaros, dejaos salvar. Uníos a mi corazón.   
 
ORACIÓN  Dada  Por La Misma Virgen María, La Inmaculada Concepción, En el Santuario de La Peña.

"Yo os cobijo mis pequeños. Repetid conmigo":  

Dios Padre, yo os amo y os entrego todas mis enfermedades espirituales, físicas y os digo. Yo os amo y  entrego todo lo que fui, todo lo que soy  y todas mis intenciones. Dios Espíritu Santo, yo os abandono y os entrego mi cuerpo al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, para que os lave de vuestras culpas, de vuestros pecados, de vuestras malezas, de vuestras injurias, de vuestra soberbia, de vuestra falta de prudencia , de vuestra falta de humildad, de nuestra falta de compromiso. Amen.

MARÍA :

Mis  pequeños, vosotros no os comprometéis con Dios, vosotros no aceptáis sus compromisos, vosotros buscáis  donde el maligno esta, no dejéis que os lleven a los caminos del pecado, de la muerte, él es astuto y  os pone muchas tentaciones a vosotros, seguid mi pequeñito a mis profetas, dejaos guiar por ahí, poneos en diálogo de amor con tus otros amiguitos, con mis otros pequeñitos en la tierra, con mis otros pequeñitos en el Cielo. Yo  descenderé con todos mis santos y  guiaré por el camino a mis pequeños, doy a vosotros  mi corazón, mis pequeños,  doy a vosotros el camino de como podéis llegar a mi Hijo, rezad mi Rosario, invocad  la Misericordia  de mi Hijo. Rezad en familia, orad con tus amigos, con tus vecinos, con los que no te quieren, orad por ellos, bendecíos en Nombre mío, aunque no quieran aceptar mi bendición maternal. Yo os adoro, Yo quiero salvaos, de las garras del maligno, Yo os prometo que si oráis conmigo vendré y descenderé con mi Hijo, para desterrar el maligno y vencer la Gloria por vosotros, pero vosotros, entregaos, y sembraos como semillas en este Lugar Santo, que mi Hijo os ha escogido para llamaros a vosotros mis pequeños. Estaré con vosotros el día de Pentecostés, os aseguro, que si oráis con el corazón veréis la Gloria de mi Hijo. Venid a mí, venid a mi Hijo, dichosos aquellos que sin haberlo visto creen. Bienaventurados vosotros mis pequeños, porque escucháis, aunque no nos veáis, porque sabéis aunque no queráis escuchar. Bienaventurados vosotros que andáis con mis otros pequeños necesitados, bendecíos mis hijos, Yo os amo y os entrego mi Corazón Inmaculado, como gotas de rocío, para que os purifiquen, para que os bañen vuestros pecados, para que desciendan y laven vuestras entrañas y vuestros corazones.

Mi Espíritu Santo y el don de su entendimiento, descienda para que seáis más y aprendáis a conocer mis preceptos.

Volveos a Dios , a la Iglesia, que aún son aceptados y no dudéis de la presencia de los míos, si dudáis, el maligno  señalará tu camino, no temáis Yo estoy con vosotros. Os amo mis hijos, sembrad lo que sois, olvidaos de vuestros pecados. Comunicadlo a vuestro Pueblo Colombiano. Os bendigo en nombre de Dios Padre, de mi Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo. El futuro está en vuestras manos. No os dejéis que la ley del hombre, que quiere imponeros todo Régimen del maligno, para que a vosotros caigáis en la trampa de una dura guerra que se avecina. Tenéis que orar mucho con mi Hijo. Recogeos pues, vuestro pueblo sufre y el mundo sufre, Os amo. Gracias por atended mi llamado. Si os dejáis sanar mi  Hijo os sanará. Si  dáis su amor, amor recibiréis, si orgullo dais, orgullo recibiréis, no tendréis consuelo. Daos a vuestro pueblo Colombiano en este día escogido por mi Hijo. Arrodillaos honradamente, es vuestro DIOS, a quien os pido para que os ame; para que  interceda, mis pequeños. Los hombres con indiferencia no os crucifiquéis más. Mis pequeños, volveros al Santísimo Sacramento de la Eucaristía. Mis jóvenes, no os dejéis llenar de sectarismos, alejaos del demonio ?.
Padres, en vuestros hijos encomiendo mi Hijo.  Hijos, en vuestros padres encomiendo mi Padre.
Mis pequeños, bendigo vuestros santos Rosarios, Mi pequeño, id por todo el mundo, hablad de mi hijo, vuestro interior agrada a Él. Gracias por atender a mis súplicas. Gracias por atender a este Lugar Santo. Os bendigo mi pequeño. Os am
o.

 

25 DE MAYO DE 1996 - 3:00 pm..-

DADO EN EL SANTUARIO DE LA PEÑA

Mensaje de la Santísima Virgen María.

Y culmina el tiempo del Joven. Que vuela alto y cae. De la mujer, del hombre, del niño, del negro, del blanco, del mendigo, donde está el pueblo no hay uno solo, tanto quiero a mi pueblo y a mis pequeños, yo os bendigo y os digo a todas vuestras inquietudes, que en paz celestial del Hijo, del Espíritu Santo, de los Ángeles Custodios, están siempre con vosotros y aunque seáis ovejas descarriadas el pastor irá por vosotros de dos en dos, os unirá el rebaño. ¿Olvidáis la grandeza del Señor a tus intenciones?.  Aleluya.

Gracias por atender a mi llamado; vuestras intenciones personales  agradan al Padre, al Hijo  y al  Espíritu Santo. Vosotros seréis recompensados, vosotros recibiréis las gracias del Señor, porque vosotros habéis visto lo que creéis, acercaos a la oración. Vosotros oráis, pero oráis con lentitud, vosotros  oráis, pero oráis con desgano.
Cuando oréis coloca tu corazón, implora a vuestra  madre de los cielos y desde ya crezcan.
¿Cuanto tiempo vosotros deseáis que este con vosotros?

Yo os bendigo, comunicadlo a toda la humanidad y os repito como el Padre me amó yo os amo, escucha mi corazón, tu Dios está en la batalla con vosotros, sed pescadores de hombres. Id por el mundo predicando el Evangelio, mas no temáis, estoy con vosotros.

Pequeños en este día os invito a observar, a escuchar y a callar, escuchad a mis pequeños, la Madre Reconciliadora, la Madre de la Conversión os perdona vuestros pecados, al corazón triste y arrepentido y humillado, mi Hijo no lo desprecia y como Madre, ¿Cómo voy a despreciaros? yo os amo y os perdono en nombre de Dios Padre, de Dios Espíritu Santo y en nombre del Hijo que camina por vuestra tierra.

No os asustéis, pedid protección de tu ángel custodio. La copa os ha derramado, la apostasía está de manifiesto ; el panteísmo cubre la faz de la tierra, la lujuria es crear divisiones, yo os amo, y os invito a compartir con mi hijo, os invito como a la samaritana, a beber el agua de Dios, bañaos en las piscinas de la gracia, limpiaos en las fuentes de agua viva.
Sembrad la paz. Bendiciones, sufrid con el peso de vuestros pecados, no os lamentéis, yo os perdono, cambiad el orgullo, el desamor, sed como los niños que disfrutan de la inocencia divina, son inocentes, nada saben del mundo, pues del mundo de Dios vienen, y en vuestro mundo, os transforman en Satanás, mi Ángel no los desamparará, pero vosotros tenéis que luchar, yo espero de ti y de todos mis profetas, de todos mis apóstoles su condición de amar, su voluntad, sois débiles, pero os pondré la fuerza, os daré gracias, os daré poderes, para que vosotros desatéis aquello que quedare atado.

Pequeños caminad conmigo. Os he hecho florecillas y piedras preciosas a los ojos de Dios, vosotros sois pobres pero vosotros sois también ricos.

Estaré pronto en vuestra tierra, recibid la señal que he dejado en otros pueblos, para los que no creen  aprendan de Dios la fe.

Una señal detrás de las montañas, en lo profundo de las aguas y en lo impenetrable de la tierra, una señal que cambiará el curso de vuestros días, una señal de amor, una señal de paz, el Padre os llama. El Hijo camina esperad su visita.

Controlará vuestras vidas, cámbiala, transfórmala.
Pequeños os digo, volveré, estaré con vosotros, os dejo los dones del Espíritu Santo, os he dado las gracias para que vosotros multipliquéis, para que vosotros sembréis lo que en vos siembro en este día. Bendiciones en el nombre de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.
Vosotros colocaís vuestra voluntad y Dios coloca las respuestas.
Bendiciones, bendiciones, bendiciones.

Arcángeles, sed discretos yo os doy la llave espiritual de la fe, abríd vuestros sepulcros, abríd vuestras cárceles, las palabras traen espíritu de Dios, vosotros podéis vencer vuestros miedos, vosotros podéis detener los desastres, vosotros podéis perdonar setenta veces siete, vosotros podéis amar como mi hijo os ama, vosotros podéis fundar otra iglesia nueva, vosotros tenéis pureza de Dios, vosotros multiplicaréis el pan y los peces.

 

15 DE JULIO DE 1996 - 8:00 pm..-

MARIA:

Capullos, oren, oren, oren con el corazón.

Un corazón limpio y arrepentido agrada a los ojos de Dios.

Quitaos todos los ídolos, bañaos, capullos, frecuentemente con el corazón y el alma.

Orad y ayunad para detener las insidias, los ataques del maligno. Oh conceptúa, aceptafus.

A tu lado está, en los altares, santuarios, caminad con Él.

Os he escogido portentosamente, conoce vuestros pasos, lo que pensáis. Hacedlo en memoria del Padre.

Viene lo mejor de los dos a través del milagro del sol para dejaros una señal en vuestros tiempos.

Repartios vosotros, no os preparáis a Dios, vosotros no os preparáis al encuentro.
Orad, desataos, sed libres como las gaviotas y como los peces y daos a cada cual lo que os pertenece.

Orad, no esperéis milagros, orad,orad con todo tu ser.

Dichosos los que creen sin haber visto. Bienaventurados todos los hombres porque ante Dios vosotros sois iguales. El os ama a todos.

Hijos pequeños en vuestra ignorancia conoceréis los designios que el Padre, que el Hijo, os han dejado para vosotros.

No os juzguéis, vosotros tenéis vuestro juicio independiente.

Sed cautos para escuchar y prontos para responder.

Os amo y os tiendo en mi la esperanza, la esperanza de este mundo.

Capullos, florecillas, echad las raíces, daos los frutos.

Dejad los celos, el orgullo, la soberbia.

Dejad la oscuridad espiritual.

Buscad el encuentro, el espacio con tu espíritu, el espíritu os lleva al Dios Padre, al Dios Hijo y al Dios Espíritu Santo.

Naced, bañaos en las piscinas de la gracia.

Colocad vuestra ofrenda y si no estáis reconciliados con vuestro hermano, dejad la ofrenda alli y reconciliaos. Con vosotros he dejado una canción.

Os amo y bendigo en nombre de Dios Padre, de Dios Hijo, y de Dios Espíritu Santo.

 

10 DE AGOSTO DE 1996 .-

SANTUARIO DE LA PEÑA, Bogotá, D. C., COLOMBIA

Mis hijitos, mis florecillas estoy muy complacida de veros en este jardín que os dejo para vuestra patria amada, chiquititos de mi corazón no me busquéis mas en el cielo buscadme en la tierra yo estoy entre vosotros, yo soy vuestra madre, pequeñitos de mi corazón, yo sufro porque muchos de vosotros no habéis sanado vuestros corazones y vuestras vidas, mis pequeñitos muy pronto no estaré ya mas con vosotros. Mi presencia en los dos será apartada de vosotros para dar paso a lo inevitable, hijos meditad conmigo junto a la cruz, haced contra ella un verdadero acto de contrición. Hijitos perseverad conmigo hasta la predicción de mi inmaculado corazón los bendigo en nombre de Dios Padre de Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Chiquiticos fortaleceros nuevamente, no me busquéis mas en el cielo buscadme en la tierra yo estoy entre vosotros en Vuestros corazones pero hijos os invito a este jardín a ayunar y a hacer un verdadero acto de reconciliación con Jesús Sacramentado, este jardín al igual que los otros jardines que os he dejado son el refugio para cuando lleguen los tiempos finales, yo deseo plantaros aquí como semillas e instrumentos de la misericordia de mi hijo, por eso os entrego en esta tarde mi llama de amor, la llama de amor de mi corazón inmaculado, refugiaos.

Vosotros sabéis que el maligno es muy astuto y viene revestido de cordero manso para engañaros con gran astucia hijitos no abandonéis a mi Hijo en los momentos difíciles. Sed prudentes pacientes y humildes de corazón. Hijitos en esta época moderna el maligno los ha seducido y os ha debatido con toda clase de mezquindades y perdición, vosotros os habéis dejado seducir por él.

No os alejéis de la presencia del Nazareno, sed corazas de mi Corazón Inmaculado, Shalom Ucrania Shalom Japón, Shalom noruega, Shalom Perú Shalom Pakistán, Shalom Venezuela, Shalom Honduras, escuchad el amor de una madre que nunca os ha dejado de amar y os cuida portentosamente, y os asiste como servidora del Santísimo Sacramento, y os recibo allí vuestras oraciones, peticiones e intenciones, para que Jesús os lave de toda mancha, hoy me complazco de ver muchos de mis elegidos acá.

A mis elegidos les digo sed perseverantes, consolados en el madero. Capullo de mi corazón, en esta época de perdición, vosotros seréis perseguidos con mayor insistencia; a través de vosotros el maligno tratara de ridiculizar los planes que vienen del padre celestial, por eso meditad y practicad los mandamientos, renovaos los sacramentos, haced ayuno conmigo, rezad el Santo Rosario, con él me ayudareis a alejar a Satanás y cuando lleguen los tiempos difíciles yo extenderé mi cetro en el firmamento y sacaré del purgatorio muchas almas por vuestras oraciones.

Hijitos entráis en la época en que Satanás desea coordinar a través de una sola lengua de un solo comercio y de una nueva ley, seréis sellados, abandonaos en la misericordia de Dios. Pequeñita mía os acompaño con gran afecto, sentí que me llamabas y yo os decía mi rabí, pequeñita las aguas claras y transparentes que asumes en la simplicidad y en la cotidianidad, hijita gracias, hija predilecta de Jesús misericordioso, gracias por llevar tantas almas al cielo, estoy yo contigo mi pequeña, el resplandor que vos visteis en aquel adviento, la misión de aquel que dejo las sandalias y los umbrales de aquel puente. A ti te he dado palabra de discípula.

Hijos vosotros veréis a vuestros hermanos reunidos en una tercera guerra mundial, madres no lloréis por vuestros hijos, hijos no lloréis por vuestras madres, mirad mi dolor, mirad a mi hijo el cual tenéis abajo de vuestros altares, muchos pequeños han profanado el santísimo sacramento os invito a ir, con respeto y reverencia a convertíos en una nueva Magdalena la cual dejó sus pecados y bañó las heridas de mi hijo con sus lágrimas.

Vosotros pequeños sufrís por que vuestros seres queridos han vendido a Jesús como lo hizo Judas, lo han cambiado por las vanidades del mundo y han ido a adorar a falsos dioses a donde nunca obtendrán la felicidad, ellos os precipitarán al infierno, vuestro pueblo y el mundo entran en la época del comunismo, en una época de comunismo y apostasía total, saldad vuestras culpas, renovad vuestras vidas, limpiaos vuestras almas, revestíos de un nuevo vestido conmigo, sed mansos y humildes de corazón así como mi hijo lo es, se humildes y transparentes de corazón la transparencia os lleva al camino de la salvación, saldad vuestras cuentas, transformaos en semillas de amor, volved a Dios, alejaos del maligno.

Yo soy vuestra Señora y Madre, Madre Reconciliadora de pueblos y gentes y soy vuestra madre de la alianza soy la misma Virgen María que hablo a Francisco, Jacinta y Lucia, yo soy la misma Virgen de Medjugorje y soy la reina de la paz, intercesora de vuestras familias, madre consoladora de vosotros. Refugio de los afligidos, soy aquella madre que no se escandaliza de sus hijos pecadores y los acepta a pesar de que el padre celestial acorta su presencia, mi voz y mi presencia serán alejadas de vosotros, para dar paso a lo inevitable. Estaré muy poco con vosotros y os prometo que en los jardines que os he elegido estaré los días señalados por mis hijos predilectos. Allí los sanaré los colmaré de bendiciones y allí afianzaré los dones que he dejado a muchos de mis hijos, yo soy la Madre del amor bondadoso, la Esclava de Jesús por excelencia, la Esclava del Padre Celestial, soy Esclava de amor, San Miguel San Gabriel y San Rafael, junto con el Angel Uriel estarán con vosotros cuando yo me aleje de vuestra presencia. Ellos lo protegerán, en ellos esta la luz y ellos entrarán en vosotros en aquellos días de tinieblas. Hijitos no dudéis de la venida de mi Hijo, vosotros sabéis que para Dios un día es como mil años y mil años como un día. Manteneos en paz constantemente, sed prudentes y vosotros alcanzareis la gloria.

Hijos por la prudencia muchas almas se salvan. No sembréis cizaña y confusión en los terrenos de mi Hijo, meditad y guardad en vuestro corazón vuestros pensamientos, sentimientos e ilusiones a esta Madre que os ama y que os ha visto nacer.

Hijos vuestros ángeles siempre están a vuestro lado, el Padre Celestial os los ha dejado y os dio en el día del bautismo, os invito a orar por la iglesia y por los ministros de la iglesia y por mis hijas consagradas, defended la fe que Cristo os dejo, hijitos esta Madre que os ha visto nacer necesita de vuestras oraciones. Hay mucha corrupción en la Iglesia, mis hijos predilectos no os distinguen de unos a otros, no se identifican con Jesús, orad por aquellos que persiguen vuestra Madre Iglesia, por aquellos que lo hacen todo a manera de la conciencia humana y no lo hacen a manera de la conciencia de Dios.

Hijos e hijas predilectos os invito a usar los vestidos de la gracia, muchos de mis hijos consagrados los han abandonado, vestios de nuevo, orad por aquellos que no viven el mensaje de Dios, renovad vuestras consagraciones, renovad vuestras vidas, sed como niños que tienen un corazón de niño, hijitos mis pequeñitos, los niños, miradlos en ellos no existe la maldad, son transparencia a imagen y semejanza de Dios, en ellos se consigna el amor misericordioso, ellos aman a todos sus hermanos, imitadlos en estas virtudes puras, sed vírgenes, sed fieles a la vocación de Cristo que os ha dado en el día del bautismo, hijos abrid vuestros corazones, extended vuestras manos, recibid de esta Madre la Gracia de su llama de amor. Yo os sano, tened fe, mi Hijo pasa cerca de vosotros, entregad un corazón sincero y puro, no hagáis mas confesiones estériles.

Hijos sentid la presencia de mi inmaculado corazón, por eso deseo corazones sinceros, humillados y arrepentidos, esos corazones que mi Hijo nunca desprecia. Hijos desciendo a vosotros, estáis atados a Jesús, por el amor seréis juzgados por la caridad de amor que hemos brindado a vuestros hermanos, revisad vuestras conciencias frente a cada mandamiento y cambiad nuestras vidas, por eso renovad nuestros sacramentos, volveos a ellos, vivid en ellos, vivid vuestra vocación con dignidad con simplicidad y con sencillez, no ambicionéis tesoros del mundo, ellos se van como el aire, no penséis en ellos pues mi Hijo es el dueño de todas vuestras riquezas, que a pesar que les dio todo el amor esta solo.

Hijos mis ángeles están con Vosotros, el Espíritu Santo inunda vuestros corazones, entrego mi Llama de Amor. Colombia país privilegiado por vuestra fe, en memoria de la sangre derramada, soñad con un mundo nuevo, sed como las gaviotas que, distinguiendo la libertad de la que el hombre usa siempre, vuelven al Padre Celestial, se abandonan en su Divina Providencia, abandonaos en la Divina Voluntad, Jesús desata todo aquello que esta atado en vosotros. Familias gracias por venir, os invito a vivir a imagen y semejanza de la Iglesia doméstica de Nazaret, miraos y vivid conmigo, con mi Hijo y con mi esposo José, Yo intercedo por vosotros como Hija predilecta del Padre, como Madre de Jesús, como Templo del Espíritu Santo. 

     Yo soy la Bienaventurada Virgen María, la cual os deja hoy la última advocación para estos tiempos, bajo el nombre de Nuestra Señora y Madre de la Conversión, Reconciliadora de Pueblos y Gentes, la Madre del Sagrario, la Sierva de la Hostia Santa, la Sierva del Santísimo Sacramento del Altar.

Hijos gracias por llevar en estos tiempos tantas almas al cielo, Yo afirmo los dones que en estos tiempos di a muchos de mis elegidos, os afianzo en ellos el don de la Sanación, el don de la Videncia y de la Profecía, mis Hijos os vivirán mis últimos mensajes en secreto con Dios Padre, ellos os avisarán días antes de la purificación del mundo, no temáis, San Miguel, San Gabriel y San Rafael serán portadores de un mensaje de paz. Ellos los cuidaran y los protegerán de las insidias del demonio, os dejo. Mis intervenciones ante el Padre Celestial están a punto de terminarse, por eso me complazco en ver tantos hijos que se han consagrado a Jesús y están salvos.

Os doy las gracias por todos los jardines que han sembrado, por las flores que allí han germinado, os dejo este jardín para recordaros que siempre estuve con vosotros, que siempre os sigo amando. Os alejo porque el Padre Celestial desea prepararlos a todos mis elegidos bajo la Espiritualidad Trinitaria de los Hijos de la Madre de Dios, Espiritualidad Novísima para el final de los tiempos. Preparo mis elegidos, mis instrumentos en todo el mundo, ellos recibirán la doctrina del Padre Celestial y os llevarán por el camino de la salvación, no busquéis la felicidad donde no está, buscadla en Jesús en el Santísimo Sacramento, vivid con Él, por eso orad después de orar, orad orando, orad viviendo, orad y naceréis como niños.

China, Alemania, Japón, Ucrania, Estados Unidos, iniciaran la destrucción del hombre con el hombre, vuestros países sufrirán la decadencia de la ignorancia, Colombia, Venezuela, México, Nicaragua, Perú, Ecuador, Argentina, Inglaterra, Honduras, Salvador. Shalom Israel, Paquistán, Sarajevo, Egipto.

Buscad que Jesús os haga instrumento de Paz, vosotros sois florecillas y una flor es bella, destella colores.

Vosotros sois un retrato de Jesús en la medida en que viváis como Jesús, sed espejos de Jesús, esto implica perseverancia en la oración, prudencia, transparencia y un verdadero acto de contrición alivia vuestras penas, vuestros problemas y vuestras tristezas y os digo miraos a mi hijo, amadlo a Él aunque no me améis a Mí, Yo soy vuestra Madre, Yo soy la esclava de Jesús, Soy la Hija del Padre y soy Vuestra Madre. Chiquitos os vendigo, os bendigo vuestras vidas para que seais dignos de caminar con Jesús, Hijitos escuchad mi corazón y seguid con la misión de llevar a muchos pequeños al camino de la salvación en estos tiempos finales de gran apostasía y ecumenismo, volveos a la casa de Jesús.

En medio de vuestra pobreza, vosotros sois pobres a imagen de Dios, vosotros sois ricos cuando vivís como Jesús y sois pobres cuando vivís con el maligno, decidan ser ricos o pobres, buscad el camino estrecho, no busquéis el camino fácil y ancho. Mi Hijo los quiere por la puerta estrecha y os viene por ella, Hijos os amo y os bendigo y os ilumino con mi llama de amor, perseverad en este mi jardín, sembraos aquí y vivid mi mensaje, vivid todos mi mensaje, ponedlos en practica y recordad que en cada instrumento de Jesús estoy Yo como Madre Protectora, os dejo.

Mi presencia se ausenta inevitablemente y os amo y estaré con vosotros en vuestros corazones pero no me busquéis mas el cielo buscadme en la tierra y hallareis una Madre que os ama, que siempre ha estado con vosotros, estos son mis últimos mensajes, vividlos, meditadlos y guardadlos en vuestro corazón, os bendigo en nombre de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, coloco mi cetro sobre vosotros y con la sangre de mi Hijo sello vuestras vidas, os amo os bendigo, dejaos preparar para la gran purificación del mundo, gracias por atended a mi llamado, Shalom os amo inconmensurablemente, os bendigo, os extiendo mi amor maternal, os vengo a daros un vestido nuevo a vuestra iglesia, sed discípulos de la cruz de mi Hijo, recogeos, recogeos en La sangre de Jesús, id por un camino nuevo florecillas capullos de mi corazón, Orad con fe ardiente, os doy, os invito, os dejare en la cumbre del monte orante mi señal.

"He escogido éste, mi Jardín, en medio de la naturaleza en mis Peñas, alejado, para enseñaros a huir del mundo."

 

7 DE ENERO DE 1997 - 8:00 pm..-

Soy Vuestra Madre de la Conversión, Reconciliadora de pueblos y gentes :

Mis Pequeños hoy os invito ha orar con el corazón.

Shalom Estados Unidos, Shalom Colombia, Shalom Nicaragua, Shalom Israel, Shalom Venezuela, Shalom España.

Cumplid los Mandamientos, sed vasijas nuevas, sed puertos de amor. En estos tiempos difíciles os invito a todos los hogares a ser Iglesias domésticas, en estos tiempos de Misericordia, en este ciclo de confusión.

Pedid el Espíritu de Dios.

Renovad vuestra Fe.

Hoy también quiero unirme al dolor de todas las madres y prepararlos para mi ejército, junto con San Miguel Arcángel, San Gabriel, San Rafael, San Uriel y San Daniel. Sumergíos en las piscinas de la gracia.

Acercaos a la paz como reposición del Cuerpo y la Sangre de mi Hijo. Pequeños os pido prudencia, paciencia, fortaleza.

Siempre estaré con Vosotros.

 

15 DE SEPTIEMBRE DE 1998.-

DADO EN MEDELLÍN, EL DÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

MENSAJE DE MARÍA

HIJOS :

Acepten su cruz. Por medio de la oración descubran la felicidad en medio del dolor.
Confíen, Oren, vivan en la paz de Dios.

Hijos míos :

Vivan en el amor, logren la comunión a través del amor. Por medio del amor ustedes pueden alcanzar muchas cosas. Practiquen el amor. La eucaristía es un acto de amor.

Hijos míos :

Oren porque a través de la oración pueden derrotar a Satanás. Vuelvan al sacrificio, la madre de Dios va a estar con ustedes.

Hijos míos:

Yo trasmito mis mensajes a ustedes para que los vivan. Vívanlos alrededor del mundo.
Yo los trasmito para que el mundo sepa lo que ahora deben hacer, por el camino por el cual deben ir.

Hoy los invito a iniciar un camino de conversión. Muchas veces este camino es interrumpido pero otras veces es firme ante los obstáculos de la vida. Perseveren conmigo.
Oren con toda el alma, oren con todo el corazón. Conviértanse de corazón se los pido.

Pequeñitos, florecillas de mi jardín. Mi  corazón hoy más que nunca esta sumergido en un mar de dolor. Ustedes viven inconscientes de la suerte que les espera, dejan sus días en un estado de ignorancia, indiferencia, de completa incredulidad, dejan sus vidas en manos del enemigo que con toda clase de mentiras los seduce y engaña.

Pidan a Dios el discernimiento para hallar sabiduría entre lo bueno y lo malo y Él se los dará. Él que es un Padre de amor todo lo hace por sus hijos sedientos de misericordia.

Aléjense del pecado, no pierdan las gracias de Dios en momentos de vacío y confusión.

Pequeños, Dios esta enviando señales extraordinarias de su amor a ustedes para advertirles el peligro que corren, por eso recójanse en familia, mediten en familia, sean oración en  familia, sean Iglesia domestica.

Eviten pequeños el horror de la humanidad llena de armas y violencia, evítenlo con sus plegarias y oraciones.

Hijos : Sus respuestas están sujetas a su entrega a la Divina voluntad.

Mis capullos :

Cuanto los amo. Yo soy vuestras señora del silencio. Os invito a escuchar la voz de Dios en medio de la soledad y el ruido del hombre en estos últimos tiempos de mi nueva aurora.
Soy la Inmaculada Concepción vestida de silencio, lagrimas, amor, y anhelos de paz para mis hijos.

Paz a vosotros tierra herida y suplicante.
Vengo a vosotros como Madre de Conversión y Reconciliación entre todos los pueblos y gentes del mundo.

Hijos : El poder de intercesión a los santos y ángeles es signo de entrega y confianza. Entregaos cada vez más y caminad conmigo en medio de mi Corazón Inmaculado y el Corazón de mi Hijo Jesús. Santa Bernadette de Soubiru, Santa Margarita de Alacoque, Venerable Catalina Emmerick, Sor Faustina Kowalska, Jacinta, Francisco y Lucía. Ellos confiaron en mi y esperaron con paciencia. Imitad sus vidas, ellos fueron felices aún en el dolor y todo lo dejaron por Dios. Pequeño, capullo de mi corazón,  no te prometo hacerte feliz aquí en la tierra, pero si en el cielo.

Hijos:

Guarden los tesoros del cielo. Piensen en los pájaros del aire que no siembran ni cosechan y su padre los cuida y en los lirios del campo. Busquen el reino de Dios, confíen en la divina providencia.

Es mi deseo que sean felices aquí en esta tierra dada por herencia. Es mi deseo que cada vez más hijos se consagren a mi Corazón y al de mi Hijo. Mi Hijo y yo queremos imprimir en ustedes el regalo del amor.

Pequeño:
El hogar San José es solo otro punto en el plan de Dios, a través del cual todos se unan en una fraternidad de amor trinitario.

Hijos:
No busquen el protagonismo, busquen por el contrario que Jesús sea protagonista en sus vidas y triunfe en sus corazones.
Esperen, amen, acepten, vivan, vivan en mi.

Hijas:
Me uno a sus oraciones y suplicas. Guarden el celo por la Iglesia que es su coraza y su recompensa. En el aniversario de sus bodas yo abriré una luz en lo alto del cielo para ustedes mi rebaño consagrado.
Vayan en la paz de Dios.

 

EN EL ORATORIO DE MARGARITA, EN BOGOTÁ ....-

MENSAJE DADO EN  EL ORATORIO DE MARGARITA, EN BOGOTÁ, 

DONDE NOS CONDUCE PARA DARNOS OTRO MENSAJE EN LA CASA DE OLIVITA ARIAS,  GARAGOA, BOYACÁ

En esta ocasión, Santísima Virgen se presentó bajo la advocación de la Dama Blanca de la Paz y hablo por espacio de cinco minutos en lenguas, luego dijo:  "Mis pequeños islotes vengo a vosotros como la Dama Blanca de la Paz. Como Madre Reconciliadora de Pueblos y Naciones os he venido a daros en esta noche el don de la mansedumbre vosotros debéis ser barcas para llevar al puerto a muchos hijos perdidos, luego volvió a hablar por espacio de unos ocho minutos en italiano; luego dijo, vuestra Madre está con vosotros y os he dejado sembrados y  restaurados una vez más en este lugar santo, mis designios y mis promesas."

Luego vuelve a hablar en lenguas y después dijo, "Mi capullo de mi corazón os invito a mi jardín a cultivar mis rosas, cada pétalo representa uno de mis hijos os he elegido este lugar en la Peña porque vosotros conocéis que allí nos encuentra el espíritu de Dios, yo vengo desde Peñas Blancas hasta Chile y Medjugorje por todo el mundo a repetiros el mensaje de paz mi hijo santísimo me ha enviado os espero con prontitud el día de mi fiesta a la hora del Padre, os iluminara vuestra patria estilada y angustiada." Luego habló en lenguas, y dijo después: "Pequeños en vosotros he dejado unas canciones repartidlas y dadlas a los pobres, una señal extraordinaria entre vosotros. Hijitos en mi ausencia seáis sustento, os invito nuevamente a meditar cada uno de los mensajes que el Padre Celestial os ha concedido. Florecillas vosotros sois las redes y Yo soy el ancla de la salvación, convertiros en pequeños oasis, vuestra Madre se complace en veros aquí y con san Miguel, san Gabriel y san Rafael os bendigo en nombre de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo, amaos los unos a los otros como mi Hijo os envío a que os amareis, gracias por haber cumplido a mi llamado."


MENSAJE DEL ARCÁNGEL SAN RAFAEL:

"Hijos predilectos, mi Jesús, el Padre Celestial me ha enviado para deciros que tengáis fortaleza yo San Rafael invoco portentosamente ante vuestros ángeles custodios. Estáis comprometidos con Dios en la batalla y os deja en el Corazón Inmaculado de mi Madre Santísima, estáis consagrados a Dios por el amor."

MENSAJE DE SAN MIGUEL:
"Con mis alas os protejo y con mi espada os defiendo provengo de mi María, mi Padre me envía porque envía Su Espíritu sobre ti pero también espera hijo vuestro sí, el sí de la madre."  Luego habló en lenguas.

MENSAJE DEL ARCÁNGEL SAN GABRIEL:

"Yo he implorado por vosotros porque la Madre Celestial os ha dado el don de la mansedumbre para que veáis en cada uno de vuestros hermanos y en ellos veáis a Dios, y cuando veáis en ti veáis vuestro pecado y cuando veáis en Dios veáis Su Misericordia que es grande."

Luego hablo en lenguas la Santísima Virgen, y dijo:

"Hijos en mi Corazón os elegí como el templo entrañable que una madre deja en vuestros testigos, confiad en vuestra familia, estad ahí con valentía, ahora, y caminad, os repito hijo es todo un sacerdote acercaos a las piscinas de la gracia, si estáis en gracia os acercáis al Espíritu de Dios, y el espíritu de la gracia os lleva al Padre en mis Peñas como Madre de la paz os estaré esperando, vuestra tierra temblará se os  avecina un terremoto, recójase con vuestra familia en mi cenáculo el rosario de mi Hijo postraos, pedid misericordia al Padre no salgáis, yo estaré con vosotros y mi Hijo Santísimo, os cubro con mi manto pero sed fuertes vosotros sois muy débiles os espero con prontitud amor y ternura." El resto del mensaje no pudo ser rescatado.


MENSAJE DE LA VIRGEN DADO EN GARAGOA, CASA DE OLIVITA ARIAS.  


La Señora habló en lenguas y después dijo: "Soy la Reina de la Paz y de los Cielos, me complazco en vosotros pequeños oasis, con vuestra oración recojo vuestros dolores y vuestras intenciones y los llevo al Padre Celestial, por que vosotros sois mis rostros y un padre y una madre no dejan vuestras intenciones en el vacío, regocijaos en mi Corazón Inmaculado, vosotros sois veleros y estáis comprometidos en la lucha contra el maligno, vosotros sois barcas del Salvador, caminad hacia los pequeños islotes que os dejo para vosotros."

Luego hablo en lenguas y después dijo:

"Os he abierto con Santa Teresita y el Ángel Uriel, invocad vuestros ángeles de la guarda, ellos están siempre con vosotros, vosotros camináis por caminos desdeñosos y ellos os acuden porque vosotros podéis caer en tierra seca y árida, pues no quiero perderos vosotros ahora sois conscientes de los tiempos finales, vosotros sois conscientes de la misericordia de Dios, vosotros sois conscientes de amor Divino, puro y verdadero, por eso os dejo el don de la mansedumbre en el os entrego mi Corazón Inmaculado segura de que vosotros no dejaréis en vano mis peticiones, reuníos conmigo y mi Hijo, con vuestra fe, restaurados en estos jardines, donde crecen mis capullos. Tu mi florecilla de los campos, gracias por traer a tantos pequeños a este lugar santo vosotros sois para Dios un baúlcito de rosas desmayadas, vos sois mi pequeñita, mis ojos, mi boca, mis pensamientos están con vosotros, como Madre corredentora mi Hijo se encarna en vos o pequeña y piadosa hija de Nazaret, bendigo estos pueblos estas gentes, bendigo a vuestro país."

"Vuestros sentimientos os agradan a Dios, vos hija mía habéis cumplido los mandatos de Dios, recibid con sencillez y vivid la humildad y la prudencia, os complaces a Dios hija mía, capullito de alelí bautizo de mi Jesús florecilla de mis campos os vengo a deciros que mi Corazón Inmaculado siempre esta con vosotros haced lo que vuestros corazones os dicten, pues yo soy María señal de Jesucristo y deseo llevaros a mi nido, como Madre de la Conversión, Reconciliadora de los Pueblos de Nazaret."
Luego hablo en lenguas por unos segundos...

Continuó luego con el rezó del Padre Nuestro en italiano, y dijo: "Mis bendiciones os enseñen a amarme a mi." Luego hablo en italiano en un espacio de 7 minutos..

Después dijo:

"Madona, vosotros sois conscientes de la creación de Dios, intercedo por vosotros por vuestras familias, os invito a meditar mis mensajes en ellos encontraréis las fuentes de sosiego y salvación. Vuestra tierra temblara, vuestros odios escucharan, vuestro corazón se abrirá, entonces tendréis temor de Dios, os espero como la Dama Blanca de la Paz en mis Peñas, quiero iluminaros de gracias y bendiciones, las 24 estrellas en medio de mi cetro os darán gracias, vosotros sois generosos con la Madre, aunque muchos de vuestros hermanos no me amen a mí, ámense los unos a los otros y decidles a vuestros hermanos descarriados por el mundo que yo soy la Bienaventurada Virgen María, que aunque no me amen a mi, amen a mi Hijo, los dos rayos de misericordia que veis son tan solo la prolongación de los efectos de la gracia del Padre que ha concedido a su Hijo. Hijos pequeños vosotros estáis llamados a llevar la luz, vosotros estáis llamados a ser lámparas, vosotros estáis llamados a ser consuelo y piedad y misericordia, vosotros estáis llamados a vivir Mi sí, vosotros estáis llamados a hacer la voluntad, vosotros estáis llamados a ser pescadores de hombres, vosotros estáis llamados a ser veleros, venid a la barca de Jesús y moniguía vuestras vidas, yo soy el viento, vosotros seréis mis instrumentos, vosotros seréis mis redes, Yo seré vuestra ancla de la salvación, venid a mi Corazón Inmaculado, estáis comprometidos con Dios para salvar a vuestro país, para salvar a vuestros hermanos, para salvar a vuestro mundo, dos partes de la tierra perecerán, pero las palabras del Hijo de Dios no pasarán os he dejado los mensajes del Padre celestial, mi Hijo os visitara como un ladrón y junto a Él vuestra Madre, Madre de Jesús y Madre vuestra estad atentos no caigáis en tentación vigilad, pues los días se acortan y la existencia del Hijo de Dios os apresura pronto a vosotros, hijos cuando están los dos amados de vuestros padres vosotros podéis mirar mi rostro y el de mi Hijo, en el que contienen en ese pequeño cuarto míralos y tendréis razón, gracias por atender a mi llamado." 

 

 

Luego de unos momentos volvió a hablar, y dijo :

Que los rostros de Ellos son los que están en los dos cuadros que están en el cuarto de Olivita, luego mostró a la Madre en un camino muy iluminado de una luz amarilla, luego se puso blanca muy blanca que estaba como en las nubes y de allí salía la Madre, pero no caminó todo el sendero sino un poquito, por que Ella estaba como escuchando al Padre, le decía, que no anduviera todo el camino, sino hasta una parte, la luz que salía de la puerta estaba muy hermosa blanca, blanca no se puede explicar era muy hermosa y luego salió hasta la puerta Jesús con los dos rayos, era todo lleno de luces, iluminado de unos colores especiales, que no le dejaban ver la cara,  e hizo ver con sus dos rayos cosas que no se debían hacer y por eso, puso Él a la Madre en el camino y Jesús le decía: "Haced lo que yo os diga a través de mi Madre." Y de los rayos por dentro había también otros colores especiales que salían de un baúl, pero no se veía que había dentro, si no como un color oro, y decía, que así como éste baúl era su hijita que tenia aquí en Garagoa, y que como ese baúl, El la había guardado desde mucho tiempo atrás y que era una señal de la Madre en ella, que en ella su Madre se hacia presente que la imitaba como era María. Dijo que miráramos a Olivita, y en ese momento miró a todas las mujeres que estaban ahí, y dijo que la miraran a ella (a Olivita) para aprender como era la Madre y ahí empezaran a ver que era  la sencillez y la humildad y que nosotros estamos llenos de muchas cosas, que hemos llevado muchas vidas al Él pero que no hemos hecho la conversión completa. 

 Que no esperáramos los momentos difíciles que nos iban a llegar que estuviéramos preparados todos los días en la oración. Que somos unos luchadores muy débiles, que desconfiamos de la fortaleza que el Hijo nos da, que Satanás es muy astuto y que por eso nos esta envolviendo con las cosas cómodas, por que el quiere ridiculizar el plan de Dios. Luego mostró muchas iglesias, en esas iglesias no estaban los Cristos, y en otras iglesias si estaban, pero estaban a un lado donde la gente no los veía, o donde la gente no se acercaba. Que se devuelvan los Cristo al lugar que les corresponde, porque Él está allí todavía clavado, que es porque muchos hijos todavía se están perdiendo y que por eso Él todavía esta sangrando, es tanto su dolor que por eso, ha escogido muchos hijos en el mundo para verter Su sangre en el mundo, por que somos incrédulos y que tenemos que ver para creer, que Dios hasta se derrama en su dolor a través de muchos hijos en el mundo e hizo ver la guerra y como arrancaban de los brazos de las madres a los niños y a los jóvenes, que los soldados los cogían y los tiraban y les decían a sus madres, ustedes no se van con sus hijos y sus hijos los tienen que dejar llevar. Y a todas las mujeres les hacen males esos hombres con las armas que tienen y las separan de sus esposos y ellas se quedan solas, y en ese momento empieza a temblar la tierra y María le dice a esas mujeres que no se asusten, porque ellas son mujeres que han caminado con ella, que ella también se ha quedado sola, sin su Hijo que entonces aprendan a ser valientes en el dolor como yo lo he sido durante todo este tiempo, que aprendan a vivir la felicidad en el dolor, Uriel, un Arcángel hermoso, venía con Santa Teresita quien a su vez venía con su Cristo y sus rosas porque quieren arrebatarle al hijo, es como arrebatarle a la Iglesia lo que le pertenece, que ese Cristo ella lo tiene ahí por que ella era una servidora que no podía ver, que el hijo de María, que ya estaba ultrajado y blasfemado, y que no creían en su cuerpo y en su sangre, y que por eso ella acá era servidora del altar, y en los momentos que blasfemaban a Cristo allí, ella iba junto a María a llevarle rosas porque era para curarlo a Él por que nosotros le hemos echado escupitajos al Señor. Y los que son de nuestra religión, y que hay muchos, van a recibir la eucaristía pero van sin el convencimiento de que realmente ese vino y esa hostia son el cuerpo y la sangre del Señor. 

 Luego se escuchaba el espíritu del Señor que decía: es que ustedes prefieren irse como sus hermanos que me han abandonado que no creen que Su Cuerpo está allí. Y que cuando Él entra en ellos es como cuando entra el agua que vuelve a salir de uno, y que quedan vacíos. No entienden que significa la Eucaristía, que hay muchos así. Que Él los ama tanto, que a Él ya no le importa estar así desnudo, como lo tenían por las calles, que estaba triste por que en cada hermano en el que Él estaba, en las calles, las personas no le daban lo que le podían dar, que el no estaba pidiendo dinero, ni nada que por que Él era el dueño del dinero y de todas las riquezas, que Él no estaba pidiendo ayudas materiales ni nada, que Él solo pedía una palabra de amor a la gente, pero lo siguen despreciando, que no le dábamos al mendigo la palabra de amor que él nos enseñó cuando estábamos pequeños; y que Él se pone muy triste por que no le llevamos esa palabra de amor, y Su Madre lloraba, por que ha venido a todas las partes del mundo con sus profetas y sus elegidos, y que no hacemos caso a sus elegidos,  por que piensan que todo es a manera de los hombres, pero que no juzguen, que Él si ha escogido a muchos elegidos, y que las palabras que ha dado a Su Madre para sus elegidos son las palabras que el Padre celestial le ha transmitido a Él, para que Su Mamá la extienda a todos sus elegidos en el mundo. Pero que Él sí esta atrayendo muchos hijos descarriados, pero hay otros a los que ya no sabe de que forma llamarlos porque ya se quedaron en el pecado, y que cojemos de Su palabra lo que nos conviene de ella, por que somos sordos y no queremos ver nuestra verdad. 

 En ese momento queda en silencio la Virgen María, y dice, que le da tristeza cuando llegue el fin de los tiempos y tengamos que ver esa verdad y que eso nos va a poner muy tristes y con vergüenza y temor del Señor. Porque ya es muy tarde para decirle: “yo no tuve la culpa, yo no quise hacer esto o aquello”, porque ya no hay disculpas porque Él nos ha mostrado el camino, y que ha sido tanto su amor por nosotros que ha ido de nación en nación caminando hasta los sitios más apartados donde sus hijos más queridos para volvernos a repetir que no hacemos caso. Que Él va ha estar en Garagoa y que Él va ha dar un mensaje muy grande. Que una parte de ese mensaje podrá comunicarse a la gente, y que otra parte solamente se podrá comunicar tres días antes de que pase. Que ya hemos empezado los tiempos de tribulación, que el reloj ya no puede devolverse, y que es inevitable. Hizo ver a muchos matrimonios que salen de las iglesias y le tiran comidas y cosas. Que Él no entiende porque lo hacen, que esos matrimonios entran a las iglesias y se sienten  felices, y que luego, cuando salen, ya no lo son; y que no entiende porque ellos mismos se  hacen daño  y que a todos sus hijos que vienen también les hacen daño. Y que aun viendo el tiempo que se está viviendo en el mundo, ni siquiera les enseñan y recuerdan a sus hijos que hay un Dios y una Madre, y que por eso, sus pequeñitos no pueden crecer conociendo y amando a Dios, porque le quitan el amor que el Padre Celestial les ha dado.
 

También hizo ver la tierra que se movía y en ese temblor las mujeres iban con la Virgen María, y María les dijo que las acompañaba en su dolor; y en ese momento empezó a llenarse de fuego y agua en todas partes, los mares se desbordaban, es muy terrible, se veía como el mar estaba enfurecido con fuerte oleaje que arrastraba todo se veía como el mar se desbordaba con los ojos del señor. Se veía abajo, como el agua entra a estos bosques y se ve que todo lo que era tierra se llena de agua y todo lo que era agua se llena de tierra. Y el  ver todo esto causa mucho miedo y terror. Que ahí si iba a ver mucho temor de Dios más y más cada día en nuestras almas; pero que cada momento que vivamos todas estas pruebas tan terribles nuestra alma se abrirá y poco a poco se abrirá nuestro corazón y ahí si diremos sí.
 

Porque hoy, a pesar de todo lo que ocurre en el mundo, no tenemos temor de Dios y esperamos a que lleguen estos días severos, para entender que tenemos que cambiar nuestras vidas y ahí sí vamos a tener un verdadero temor de Dios, un temor completo.  Que nosotros no tememos a Dios, porque somos inconscientes y esperamos a que lleguen todos estos días severos para entender que tenemos que cambiar nuestro comportamiento. Que nuestra mente es tan sin sentimientos que en vez de estar pensando en lo que va ha suceder, no hacemos nada de oración para detenerlo, que la oración es superficial, que es así, cuando de pronto nos queda un ratico, pero que no nos esforzamos por tener un verdadero encuentro con Dios y que pedimos perdón y luego volvemos a lo mismo. Y que no estando viendo todos los desastres, y la cantidad de hermanos muertos, y viendo que todo se acaba, vuestros corazones siguen duros como piedra llenos de odio, rencor, envidia, cizaña,  violencia y división.


El Señor escribe en lineas torcidas porque nosotros escribimos torcido y que Él es el que sabe escribir derecho y Él escribe nuestra vida y nosotros seguimos en las mismas, como si aquí no hubiera pasado nada. María dice, que sigamos viéndolo allá en las calles que ahí lo tienen a mi Hijo. ¿Que lo quieren ver? Mírenlo en el desvalido, en el enfermo, en el desnudo, en el hambriento, mírenlo en aquel a quien la violencia lo atropelló, mírenlo en el que su familia lo abandonó, que está solo, y que nosotros pasamos así, derecho como si nada,  nuestro país es una tristeza muy grande; nuestro país es como un pan sacado del horno y que Él corta la mitad del pan y que la da a todos nosotros sin que quede nadie sin un pedacito. Y que la otra mitad del pan la dejamos guardada y que esa mitad del pan se pone verde y se daña; que la sangre derramada aquí, esa sangre, va a clamar porque hay mucha sangre en estos suelos de Colombia que más sangre que en cualquier país de guerra, pero que también de esa mitad del pan, hay una mitad que hace mal y la otra mitad hace  bien, que es un país que ha sabido acogerse a Dios más que otros países, que es un país bienaventurado para los últimos tiempos, que sufrirá, pero que va ha ser glorificado. Que todos  tienen una cuota inicial que deben a Dios, y no la han pagado, pero no es con dinero, no es con dinero, que el dinero no compra nada, que el es el dueño de todo, que para que le vayan a ofrecer oros o cosas que si no ven que todo lo que hay es del Señor. Cuando vino al mundo a través de su madre María lo trajo con todo el amor que no tenia mancha de pecado. Mostró el pecado de Adán y Eva, que nosotros habíamos podido detener ese pecado pero que no hicimos caso al amor. Que por eso nos fuimos por las cosas fáciles y que eso es lo que estábamos viviendo y que ahora dicen que no quieren caminar por ese camino lleno de barro y cuestas arriba, y que en cambio si quieren seguir por el camino fácil, pero que ese si es el que conduce al Infierno y ya muchos están allí, porque Él los bautizo, y ellos se quitaron, a manera de los hombres, su sello de amor que borraron así todo lo que hizo el Señor. El Señor dice que su Madre va a seguir dando mensajes, Porque los mensajes que va a dar la Madre son las profecías que el Padre Celestial le a dado a su Hijo para que su Madre los transmita al mundo, porque Él ya lo dijo todo, que ahora mediten en sus mensajes a ver que pueden sacar cada uno de Su palabra para salvarse, que ahí nos dice todo.


Que vayamos y limpiemos nuestra casa que Él va a visitarnos con María. Que nos pongamos un nuevo vestido y que vistamos a la Iglesia con un vestido puro que seamos novios de la Iglesia que un novio de la Iglesia agasaja con todo su amor y con toda su transparencia a su novia para conquistarla con las cosas de Dios pero no con las cosas de la carne, que seamos vírgenes y que seamos puros, que nos  bañemos en las piscinas de la gracia. ¿Y cuáles son las piscinas de la gracia? Consisten en hacer una verdadera confesión, o sea una reconciliación verdadera con Dios. Que si nosotros vamos al banquete del Señor sin habernos bañado en las piscinas de la gracia, a Él le da mucha pena, pero no nos recibe la ofrenda que vayamos dejar en la Iglesia. Que cuando hayamos hecho con Él una verdadera confesión y reconciliados con todos nuestros hermanos que estábamos mal, ahí sí, podemos compartir con Él el banquete. Que si no, entonces vamos a seguir así, vacíos, que nunca vamos a encontrar la paz, que siempre es así, y que dice así en los cantos que dejó a sus hijos, que la eucaristía es una fiesta. Que así como se van a una fiesta con los mejores vestidos y los mejores perfumes, debemos ir con vestidos decentes, con pureza, con respeto y reverencia y que a esa fiesta que ha invitado el Señor, a esa sí, debieramos de apresurarnos, porque Jesús siempre lo tiene en cuenta, para darnos muchos regalos, que nos vistamos siempre de fiesta, que no vayamos allá a encontrarnos con Él como si fuera a un funeral, si no de fiesta; que es verdad, que Él está muy herido, pero que no está muerto, que está vivo, por lo tanto no vayamos con tristezas o amarguras, como si fuéramos a enterrar a un muerto, que Él está vivo. Que debemos ir con esa alegría pero que esa alegría se tiene que reflejar si nosotros nos hemos bañado en las piscinas de la gracia, (o sea libres y limpios  de todo lo que no es de Dios). Que es como si se colocarán un vestido blanco, pero que la pureza no se le ve por ningún lado ni tampoco lo blanco, porque tus ojos están mirando con pecado, y tus manos van a moverse con pecado y que de tu boca va a salir el pecado y que entonces ese vestido blanco se mancha y que ahí se quedan siempre en el pecado, porque el que peca sigue pecando. Por favor, ya no hagan eso, que Él no está muerto, estamos muertos nosotros, que entendamos que Él está ahí y cuando nosotros cambiemos de vida ahí sí  conoceremos la misericordia de Dios, que si no llegamos a entender eso, entonces  no vamos a estar con Él, porque no estamos en paz y cuando llegue el momento, el alma va a crujir y a rechinar porque no estamos en gracia de Dios. Entonces, ¿Cómo vamos a estar en la presencia de Dios y en la vida del Espíritu? Porque en estos momentos Él muestra que está a la puerta esperándonos  Él no ha salido de su puerta, su Madre tampoco,  se ve el camino todo. Que esperemos a que Él salga de su puerta y su Madre salga con Él. A ver si nosotros estamos preparados. Al que se le da mucho a ese se le va exigir mucho y al que le dio poquito a él se le va exigir menos. Que tenía que preparar todo para que todos sepan que Él está ahí en la puerta y que pronto nos toca. Y también estará pronto en Garagoa, en esta casa de nuevo, que aquí va a ser de las primeras partes donde va a dejar todo dicho, y después por todas partes va a dejar sus últimas profecías para este tiempo.

 

DADO EN BETANIA, VENEZUELA.-

Con la Vidente María Esperanza de Bianchini

En   esta ocasión  en este lugar santo, al principio por unos minutos hablo en lenguas y luego dijo: Paz, Paz y más Paz, mis queridos ángeles os invito a daros la paz entre hermanos, yo os bendigo en nombre de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Pequeñitos vengo como Madre Reconciliadora de los pueblos y de las gentes, pequeños vuestro corazón sufre y Jesús sufre con vosotros, Hijitos de mi corazón convertíos a mi Corazón Inmaculado, no seáis más el reflejo de Satanás, sed mi reflejo y mi luz, pequeñitos consagraos a Mí.

Consagraos vuestro trabajo material y espiritual. Mis hijos queridos en este momento Yo estoy librando una batalla contra el maligno, vuestras oraciones son estériles, vuestras oraciones son frías, hijos míos abandonaos en la Misericordia de Dios que toca insistentemente vuestras puertas y vuestros corazones; pequeñitos con vuestra oración  vosotros podéis vencer las tentaciones de Satanás, podéis evitar las guerras, podéis evitar los desastres de vuestras naciones. Convertíos mientras queda tiempo, las horas pasan y Satanás os aleja de Dios, que muchos de vosotros pierden la gracia que Jesús tiene para cada uno de mis hijos. Hijos os amo desde lo profundo de mi Corazón Inmaculado, visitad a Jesús Sacramentado, cumplid los mandamientos, comunicaos con esta Madre que es todo amor y ternura a través del rezo del Santo Rosario, os pido para estos tiempos de apostasía total ayuno, oración, abandono y mortificación, ofreced a Jesús vuestras tristezas y vuestros dolores, mi Jesús os reconfortará.

Os bendigo este lugar santo que he escogido con el deseo de quedarme en cada corazón. Mis queridos ángeles Yo os doy mi llama de amor, recibidla Yo os imprimo mi amor para que vosotros seáis mi luz, Yo os bendigo a cada uno de vosotros. Cuando estáis en oración, cuando vosotros oráis a Jesús Yo estoy presente para recibir vuestras oraciones y entregaros las gracias que el Padre Celestial os concede.   Luego habló por unos segundos en lenguas y cantó en lenguas y después dijo: Hijitos míos el tiempo que el Padre Celestial me ha otorgado os llega a su punto final, pequeños sanad vuestros corazones y recordad siempre que vuestra Madre siempre estará en vuestros corazones, Yo he venido a este mundo por gracia de mi Hijo para que este mundo tenga vida en abundancia, he dejado en cada lugar de vuestra tierra mis palabras no dejéis que se vayan al vacío, vivid mis mensajes, vividlos para que Yo esté en cada instante con vosotros, vivid la palabra de mi, hijo para que Yo interceda por vosotros. Hijitos limpiaos, haceos una confesión definitiva, entregad vuestros corazones, sed como niños, volved a nacer conmigo, y os espero en los cielos.   Jesús está siempre presente entre vosotros mis hijos no me busquéis más en el cielo. Aunque hoy me marche Yo estoy con vosotros, miradme como las flores de abril al nacer, como los pájaros que cantan al amanecer, como la luz que se levanta en lo alto de las montañas para iluminar a ricos y a pobres, como el rocío de la mañana que os refresca para daros sed, para daros amor. Vivid mis mensajes, dialogad con Jesús día y noche, que Jesús sea vuestra insignia, que Jesús sea vuestro escudo, os amo pequeños, sed soldados de mi Corazón Inmaculado, yo confío en vuestras oraciones, por vosotros pequeñitos es que yo venceré y alzare mi trono en lo alto de los cielos, para precipitar a Satanás y alejarlo de las insidias con que sucumbe el mundo.

Yo he venido esta noche como Madre Reconciliadora, he venido con San Miguel Arcángel para que os proteja, para que os bendiga.   Pronto mi voz será alejada de todos los lugares de la tierra; inmolaos en este tiempo de reflexión, convertíos, haced un verdadero acto de contrición y de conciencia, renovaos, bañaos en las piscinas de la gracia. Sed células trinitarias del amor de Dios, sed soplo del Espíritu Santo, pedid al Espíritu Santo todo lo que necesitáis, el Espíritu Santo esta con vosotros, pedid el don del discernimiento, pedid el don de la paciencia, el don de la tolerancia, seáis prudentes mis pequeños, confíad en Dios, abandonaos en Dios, orad, orad, orad mucho, Yo os amo y os bendigo en nombre de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Mi mayor deseo, mi mayor alegría es encontrarme con vosotros en el cielo, esa es mi mayor alegría y mi mayor consuelo, por eso he venido a la tierra, a mis hijos adiós mis pequeños, adiós, Yo os amo y os bendigo, gracias por atender a mi llamado, entonces habló en lenguas por unos segundos y luego dijo: Pequeñitos de mi corazón seáis fieles a la Iglesia, seáis Iglesia doméstica de Nazaret, seáis pescadores de hombres, seáis islotes, conviertíos en precursores y salvadores de almas, seáis maestros de las enseñanzas que Jesús os ha dado, pongáis a disposición de vuestros hermanos la caridad y la misericordia, seáis fieles en todo momento, seáis anunciadores del evangelio. Pequeños hoy derramo mis lágrimas ante ustedes y recibo vuestras lágrimas, Yo sufro por cada uno de mis hijos que se pierde, hoy hay muchos hijos pródigos lejos de sus casas, y Jesús anda tocando sus corazones, pequeños protéjanse del maligno, vuelvan a la costumbre de usar aguas benditas, usen sus sacramentales, medallas, escapularios, protéjanse con Jesús, honren a Jesús en sus lugares de trabajo y Dios los bendecirá a Ustedes y a sus trabajos, pequeños ustedes tiene tiempo para los placeres del mundo y poco oran, sean oración.    

 

 

Pequeños cuando ustedes oran se convierten en las rosas más preciosas, son como destellos de luz de misericordia de Jesús; pequeños cuando ustedes no oran falta esa luz de Dios en sus ojos, son flores marchitas, no se dejen seducir por Satanás, no se precipiten al infierno, caminen hacia la luz, caminen hacia el nuevo reino. Florecillas sean tripulantes de Jesús, vayan con él  en su barco, sean pescadores. Pequeños protéjanse mediante el ayuno y la oración, eviten toda ocasión del pecado, hoy Satanás os ha colocado en medio de las seducciones, alejen de ustedes toda ocasión de pecado, toda tentación, vivan en la sencillez, vivan en la transparencia, vivan en la gracia de Dios, confiésense, que vuestras confesiones sean sinceras, vivan la eucaristía. Jesús se inmola por vosotros y se entrega por vosotros, no piensen en las cosas del mundo, reconcíliense los unos a los otros, oren por sus hogares. Yo estoy feliz por haberos pisado esta tierra que Yo he elegido con amor. Esta tierra santa que Yo bendeciré y salvaré en el fin de los tiempos, será refugio para los pecadores y para todos mis hijos que vengan a ella. Hijos cambien las cosas del mundo por Dios, cambien la televisión por la oración, cambien los placeres del mundo por el rezo del santo rosario, cambien su orgullo por amor, sean instrumento de paz, déjense pulir y tallar por Jesús, déjense llevar por Él.

Mis queridos hijos los ángeles siempre están a vuestro lado, Dios ha colocado un ángel en cada uno de vosotros para que os dé discernimiento, hijos os amo, sean corazas, sean perennes, sean fuertes, bendigan siempre, sean bendición, sean bendición de Dios.   Bendigan a quien no os aman, sean amor, que todo lo que ustedes hacen y vean, sean hombres del amor de Dios, Yo he venido como Madre de Conversión y Reconciliación en estos tiempos difíciles. Pequeñitos este es mi llamado, estas han sido mis palabras desde la Salette, desde Fátima, Garabandal, Yugoslavia, Peñas blancas, Betania. Yo soy la Santísima e Inmaculada Virgen María, mi deseo, mi mayor gloria es veros reunidos aquí conmigo, sean cenáculo de mi oración, propaguen la oración, propaguen la devoción al Sagrado Corazón, oren a la Misericordia de Dios. Dios siempre se acuerda de los pecadores en él ultimo momento, confíen, abandónense, sean perdón, perdonen, amen, sean prudentes, sean testigos de mi amor. Pequeños en este momento Dios esta obrando en todos ustedes y en la humanidad. Pronto yo dejaré señales en todos los lugares en que me he manifestado a todos mis hijos, pero pequeños no esperéis estas señales, yo estoy con vosotros decidle a Jesús que los amáis, que os entregáis a Él, decidle a Jesús que Él es todo para vosotros, amaos todos como hermanos, limpiad vuestras casas, vuestros corazones, Yo quiero ser bálsamo, quiero ser ternura y fortaleza para vosotros.

Hijos la oración lo es todo, pensad siempre en Mi. Hijos pequeñitos de mi corazón, mis queridos ángeles orad, vosotros no sabéis que castigo vaya a enviar Dios al mundo ni en que forma, estad preparaos en todo momento, unios a Mi Corazón Inmaculado, mis ángeles os protegen, Dios esta siempre con vosotros. Es mi mayor alegría él haberos visitado en ésta tierra, bendiciones, bendiciones, bendiciones, gracias por atender a mi llamado pequeños capullos de mi corazón os dejo mi amor, mi llama de amor, recordad que en el cielo hay una Madre que os ve, que os llora, que sufre por vosotros, recordad que siempre estaré con vosotros a través de Jesús Sacramentado, Yo estaré allí como la Sierva del Espíritu Santo, como la Hija del Padre Celestial.

Pronto en este lugar Yo haré un milagro visible para todos aquellos   que desdeñan mi fe, la fe que Jesús me ha dado por potestad del Padre Celestial. Mis hijos mis estrellas más radiantes que la luz, bendiciones, bendiciones, adiós Pequeños, adiós, gracias por atender a mi llamado, bendiciones adiós mis pequeño
s.

 

10 DE AGOSTO DE 1996.-

DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN MOSTRADA EN LA VISIÓN 

MANIFESTACIÓN QUE TUVO LUGAR EN EL
JARDÍN DEL SANTUARIO DE LA PEÑA, EN
BOGOTÁ, D. C., EL DÍA 10 DE AGOSTO DE 1996

La imagen representa a Nuestra Señora y Madre de la Conversión Reconciliadora de los Pueblos y Gentes, la Sierva de la Hostia Santa y la Madre del Sagrario que sale a través de la puerta del Cielo portando en su mano derecha una copa que se está derramando sobre el mundo entero y en la otra mano una paloma blanca que expresa la reconciliación y la paz para todas las naciones.

En su pecho sobresale un hermoso corazón radiante pero traspasado y sangrante que muestra la tristeza de la Madre por los millones de personas que son desgarradas por el dolor, encadenadas a los vicios y al pecado que son causa de división y guerra. Su corazón está coronado por una llama que representa el fuego del amor de Dios que quiere encender en los corazones de sus hijos que se encuentran envueltos en la frialdad del pecado. Ella, desde el Monte Santo está mirando con ojos de misericordia al mundo entero que se muestra a sus pies, y en el cual están representados sus hijos, que cuida con maternal solicitud y que bendice con amor. En su cintura porta una hermosa camándula dorada que nos invita a la piadosa oración del santo rosario, arma poderosísima contra el mal, a través de la meditación de los veinte misterios, en toda su riqueza y profundidad. Oración constante que nos llevará a una verdadera y completa conversión de nuestras vidas, de nuestras familias, de nuestra sociedad, pero cuya invitación no ha sido acogida por muchos de sus hijos, aún. Por la blancura del vestido, y el color azul con borde dorado brillante del cinto, nos recuerda que debemos conservar nuestras almas puras, con el pensamiento en el Cielo. 

Alrededor de la Madre se encuentran un grupo de ángeles que revolotean graciosamente y representan a los niños que son abortados diariamente en el mundo, y esta es la causa del desgarramiento del corazón de la Madre y hace una llamada a toda la humanidad a una pronta Conversión y a la Reparación por tantas vidas inocentes que se pierden por el egoísmo del hombre día tras día. En su cabeza lleva una corona de rosas y en su falda varias de éstas mismas flores, que significan que en medio del dolor también existe la felicidad del consuelo. (Ésta descripción fue inspirada por la Santísima Virgen a un Sacerdote, quien ha seguido paso a paso el desarrollo de ésta advocación y sus mensajes.)

Nuestra Madre nos pide volver a las costumbres de usar los sacramentales, las medallas benditas, los escapularios, las aguas benditas, la cruz en nuestras casas, protéjanse con éstas, que son armas de Dios.

Nuestra Madre pide: «volved al camino de Dios, convertíos a través de la oración, penitencia, sacrificio, ayuno, visitad al Santísimo, asistid a la Santa Misa, rezad constantemente el Santo Rosario conmigo, consagrad vuestros hogares al Sagrado Corazón de Jesús, no seáis indiferentes a mi llamado, es para que os defendáis de los ataques del maligno».