Carta al Cardenal Pedro Rubiano Sáenz.

1.-

Bogotá, 19 de febrero de 2003. 

EMINENTISIMO SEÑOR CARDENAL

PEDRO RUBIANO SAÉNZ

Arzobispo de Bogotá

2.-

Que la paz y el amor del Señor unidos al de nuestra Madre Santísima lo acompañen siempre en su labor pastoral en nuestra amada Arquidiócesis de Bogotá. 

Con profundo respeto y consideración nos dirigimos a vuestra Eminencia, le pido humildemente si le es posible atender a este comunicado, abusando de su valioso tiempo, le dedique unos  minutos para leerla. Su Eminencia me dirijo a usted con el fin de darle a conocer la experiencia espiritual que hemos tenido con Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Madre Santísima.

3.-

Oscar Mauricio Muñoz y Margarita O. de Pachón quienes por la Misericordia de Dios fuimos llamados para transmitir este comunicado que Dios nos ha querido manifestar y que solo a su Eminencia se lo damos a conocer por primera vez; si no le parece bien, lo guardaremos con prudencia en nuestro corazón. Pedimos que el Espíritu Santo le dé el discernimiento sobre este llamado. Eminencia, la Virgen María no viene a traer un mensaje de terror ni de amenaza,  al contrario, viene a ser portadora de un mensaje de alerta para que podamos obtener la paz y evitar todos estos sufrimientos por amor a sus hijos.  ¿Y cómo Eminencia? No pecando más, cambiando de vida, ante la lamentable situación que ha llegado el mundo en toda clase de materialismo y corrupción descuidando por completo la vida espiritual. Estas son sus palabras: Comunicadle a todo el pueblo colombiano y a toda la humanidad lo siguiente “Venid y ved el lamentable estado en que nos hallamos, Jerusalén está desierta, sus puertas hechas cenizas.  Venid y reedificaremos los muros de Jerusalén y no vivamos más en estado de tanta ignominia que Dios no quiere más que los hombres se persigan, se roben y se maten, que quiere que los hombres hablen, que entreguen sus armas y sus cosas materiales, que no hagáis como el joven rico. Vuestro pueblo sufre, el mundo sufre, no dejéis que la ley del hombre que quiere imponeros todo régimen del maligno, para que vosotros caigáis en una dura guerra que se os avecina”. Y que todo esto era por el pecado. Su Eminencia, el Señor ama mucho a Colombia a pesar de la maldad que hay, el Señor nos nombró muchos países, pero a Colombia lo nombró dos veces diciendo: “Colombia pueblo amadísimo de Dios, Colombia en la gracia plena de los aires”……. porque Colombia va a  sufrir pero será glorificada.  Porque El Señor quiere salvar nuestra patria Colombia. Dijo: “mirad los cielos os habla mi grandeza, oren, oren, oren mucho porque si dais amor, amor recibiréis, y si dais violencia, violencia recibiréis, y si orgullo dais, orgullo recibiréis, y si no amáis, tampoco os amarán, entonces no tendréis consuelo ni paz”.

4.-

Eminencia, estas revelaciones las hemos recibido desde el 22 de junio de 1995 pero las hemos querido tener reservadas porque  vemos con mucha dificultad que le den crédito, pero la Virgen dice “bienaventurados los que creen sin haber visto porque somos muy incrédulos,  y que tenemos que ver para creer, tienen ojos y no ven, tienen oídos y no escuchan”.

5.-

Eminencia, la Santísima Virgen lo invita, igualmente a todos los Obispos del mundo, a meditar sobre la vida de Jonás, cuando Dios lo llamó para enviar un comunicado a Nínive, que si no se convertían todos perecerían, en este caso Eminencia, nos está hablando de estos tiempos que vive la humanidad que abandonó a Dios y nunca antes había estado tan apartada de Dios y le pide a su Eminencia, si le es posible, extender un comunicado a todos sus sacerdotes para que les trasmita con prudencia a sus fieles mostrándoles el difícil tiempo en que vivimos y pidiéndoles  una jornada de oración, de ayuno de pan y agua por lo menos una o dos veces por semana, intensificar el santo rosario, visitar constantemente  al Santísimo Sacramento para implorar la misericordia de Dios y pedir la exposición del Santísimo en todas las iglesias para que los fieles puedan asistir en adoración y reparación.  La Virgen pide: “Tenéis que orar mucho, no seáis indiferentes a mi llamado, orar conmigo, es para defenderos de las asechanzas del maligno, orad por la iglesia y sus ministros”. Eminencia, es de suma urgencia, ya que el tiempo apremia, porque será la única manera de obtener la misericordia de Dios, es igual como le pidió al rey de Nínive.

6.-

Eminentísimo Señor, la inmaculada concepción bajo la advocación de nuestra Señora de Lourdes manifestó lo siguiente: “Os anuncio la tristeza de tu pueblo colombiano, para que estés preparados a una fuerte guerra que se os presentará, tened paciencia en vuestros corazones, todo aquel que permanezca en la oración y en el amor de mi Hijo Santísimo se salvará de ella, pues la iglesia católica está llena de Santos y también pecadores y son muchos los sacerdotes y religiosas que no os están prestando atención a las obras de misericordia de mi Hijo y sus mandamientos, no se identifican con Jesús. Y que todo esto es por el pecado. También nos dijo que en muchas iglesias habían retirado los Cristos y los Sagrarios y los habían colocado a un lado a donde la gente no le prestaba la atención ni la importancia que merecía y que les pedía que los devolviera a su lugar. Y también dijo Barranquilla, estáis saturados de dioses que ya no quieren a  mi Hijo, las olas del mar los cubrirán” si no se convierten y cambian de vida.

7.-

Un año y medio antes de lo que sucedió en Armenia y Pereira, estas son sus palabras “Pereira vuestra tierra se abrirá en dos, vuestras cordilleras se calentarán y alcanzarán sus alrededores”.

8.-

Eminencia, El Señor dice que el mundo está sufriendo por la injuria del pensamiento y la equivocación de la humanidad. Vuestros países sufrirán la decadencia de la ignorancia y dice la Madre: “Mirad mi dolor, mirad a mi Hijo, El cual tenéis abajo de vuestros altares “.

9.-

Eminencia, pero también nos da un gran consuelo “Vosotros podéis detener las guerras, vosotros podéis detener los desastres, vosotros podéis detener los problemas de vuestros hogares, vosotros podéis cambiar el curso de vuestros tiempos, en vosotros está el futuro de vuestros países”. ¿Y cómo Eminencia?, intensificando la oración, el ayuno. Por eso pide su ayuda para salvar nuestro país y también nos pidió que meditáramos la vida de Judith, de Ruth y de Ester, que miráramos  como ellas ayudaron a evitar muchos acontecimientos mediante el ayuno y la oración. Nos invita a que tomemos sus vidas como ejemplo y que las imitáramos, que la humanidad no tiene temor de Dios, pero a medida que se nos acercaran estos acontecimientos, que ahí si era cuando nuestra alma se iba a abrir poco a poco y que ahí si íbamos a tener un verdadero temor de Dios.

10.-

Dice la Madre: “Hijitos, entráis en la época en que Satanás desea coordinar a toda la humanidad a través de una sola lengua, de un solo comercio y de una nueva ley”. También Eminencia nos dejó un mensaje para usted que tenemos  grabado, estas son sus palabras: “comunicadle a su Santísimo Arzobispo con la plegaria que yo os he encomendado”.  Nos recomienda acoger este llamado porque quiere ayudar a salvar nuestra patria, que ella es la alianza entre el hombre y Dios y viene como el ancla a ayudar a sacar a flote este mundo que es como un barco que se hunde en medio del mar. Viene a recordar todo lo que ya le había dicho a Bernardita, Jacinta, Francisco y Lucía y que ha venido por todo el mundo a repetirnos los mensajes que el Padre y su Hijo le han concedido.

11.-

Eminentísimo Señor, el día 14 de marzo de 1996, el jueves en la noche, dijo el Ángel: “Que la copa antes estaba rebosante, pero que desde esa noche, empezaba a derramarse sobre el mundo entero, que todas las fuerzas del mal, habían habitado la tierra desde esa noche”. Todo esto era por el pecado. Que nos defendiéramos con las armas de Dios que son muy poderosas, los escapularios, los medallas benditas, los cristos, las camándulas y el agua bendita, que oráramos mucho, que es para defendernos de los ataques del demonio. El ángel comunicó que el Señor desde esa misma noche estaba caminando por el mundo y junto a Él vuestra Madre, Madre de Jesús que esperáramos su visita, que había llegado como un ladrón a quitarlo todo en todas las naciones para que nos diéramos cuenta que ni el dinero ni el poder era lo importante, que lo más importante era la vida espiritual y que es triste porque es lo que vienen a encontrar muerto en su gran mayoría. Y desde ese momento empezaron a decaer económicamente todos los países incluyendo a Colombia.

12.-

Eminencia, todos los anuncios que la Virgen está comunicando por todo el mundo, desde Nazaret hasta nuestros tiempos, se podían resumir en esa frase que dice el Señor: “si no os convertís, todos pereceréis igualmente”.  “Saldad vuestras culpas, renovad vuestras vidas, limpiaos vuestras almas”. Palabras de la Virgen: ¿Cómo queréis sanaros? Si no os dejáis sanar, poneos en gracias de Dios y sanarás, yo soy vuestra Señora y Madre, la misma Virgen que habló a Jacinta, Francisco, Bernardita y Lucía, soy vuestra Señora de la Alianza, yo soy la Bienaventurada Virgen María, la cual les dejo la última advocación para estos tiempos, bajo la advocación de Nuestra Señora y Madre de la Conversión , reconciliadora de los pueblos y de las gentes. Sierva de la Hostia Santa y Sierva del Santísimo Sacramento. Sierva del Sagrario.

13.-

Eminencia, nos pidió que pintáramos una imagen como Ella se ha manifestado y nos dio una novena  para implorar a Dios  nuestra conversión y la de todos, también le hacemos saber que hay muchos mensajes más para Colombia y el mundo, ya que los está dando desde el años 1995.

14.-

Eminencia, también habló de otros países y dijo: “Estados Unidos de Norteamérica, ¿qué dioses buscan? Vosotros sois mi pobreza, pueblo de Japón cuántas muertes queréis, cuántas vidas cortadas os atarán a las tumbas, Brasil, en vuestros pechos se está desatando la guerra, Turquía y Costas de Marfil, Guatemala, Kenya, Etiopía, etc., etc., también dijo nuestra Madre: vuestros hermanos se verán envueltos en una tercera guerra mundial , China, Alemania, Japón, Ucrania, Estados Unidos, iniciarán la destrucción del hombre para con el hombre, vuestros países sufrirán la decadencia de la ignorancia, Colombia, Venezuela, México, Nicaragua, Perú, Ecuador, Argentina, Inglaterra, Honduras, Salvador, Israel, Pakistán y muchos países más.

15.-

La Virgen dice que el panteísmo cubre la faz de la tierra porque ya el hombre se cree Dios y que todo lo puede cambiar y crear con el conocimiento humano haciendo a un lado la sabiduría divina. También dijo que los hombres, se tejen muchas historias, y no sabéis las pruebas que os vendrán, muchos virus y convencionales, creados por el mismo hombre, y muchas enfermedades que no tendrán cura, y solo Dios puede sanarlas.

16.-

El Señor dijo el día 22 de junio de 1995 en su primera manifestación dijo: hoy mueren en Indonesia, Marruecos y Japón 769 niños y en Croacia están siendo asesinados muchos soldados inocentes.

17.-

La Santísima Virgen nos pide que estos mensajes que estamos recibiendo desde el 22 de junio de 1995 hasta la fecha, sean comunicados a toda la humanidad.

18.-

Eminentísimo Señor, de antemano le doy infinitamente gracias por su atención y valioso tiempo, el Señor se lo confirmará más adelante. Eminencia, El Señor y Nuestra Madre, le aman mucho, con todo respeto nos suscribimos como hijos suyos afectísimos que imploramos su bendición y pedimos humildemente su respuesta.

19.-

Su eminencia, si lo tiene a bien, le enviaremos la novena y la imagen como ella quiere que la pinten, con gran respeto acogeremos sus consejos y opinión. 

Cordialmente, 

MARGARITA O. DE PACHON.